Iniciada campaña Oren por la Policía

Bonnie Pritchett/Southern Baptist TEXAN, posted Friday, September 11, 2015 (3 years ago)

El alto funcionario y capellán del Departamento de Policía de Houston Monty Montgomery dirige una reunión de oficiales de la ley, oficiales elegidos y clérigos en oración durante una conferencia de prensa para comenzar la campaña de Oren por la Policía, el 8 de septiembre.
Foto de Bonnie Pritchett
HOUSTON (BP) -- Docenas de oficiales de policía, clérigos, y representantes locales y estatales se reunieron esta semana en la sede de la Unión de Oficiales de Policía de Houston (HPOU por sus siglas en inglés) para iniciar Oren por la Policía. Es una campaña que ellos esperan que sane la ciudad y una a la nación en apoyo por aquellos que juraron proteger y servir.

La campaña Oren por la Policía echó a andar a las 6 a.m. del 9 de septiembre hasta las 6 a.m. del 10 de septiembre en la oficinas de la HPOU en el centro de Houston. Los capellanes de la policía y los clérigos voluntarios estuvieron disponibles para orar durante esas horas mientras otros distribuían 30.000 muñequeras azules con el eslogan Oren por la Policía y #P4P. Las muñequeras servían como recordatorio para orar y como señal de ánimo para los oficiales de policía. Los organizadores esperan que el apoyo en oración continúe más allá de esta semana y más allá de Houston y del condado Harris.

La campaña ha sido avalada por los ocho candidatos a la alcaldía de Houston y por el expresidente George H.W. Bush, residente de Houston.

En una carta dirigida a Floyd Lewis, obispo presidente de la Iglesia Compañerismo Internacional, quien propugnó la campaña "¡Levanten el pulgar! Soldados Nacionales," la cual precedió el movimiento Oren por la Policía, Bush dijo: "En un tiempo cuando parece estar de moda atacar los motivos y el carácter de los hombres y mujeres que abarcan nuestras agencias del cumplimiento de la ley a lo largo y ancho de EE.UU., creo que el trabajo que usted y sus colegas están haciendo puede ser más importante que nunca."

El llamado a orar llega en el turbulento despertar del asesinato del Jefe de la Policía del condado Harris, Darren Goforth quien fue herido de bala y asesinado el 28 de agosto cuando le ponía gasolina a su carro patrulla en una estación de gasolina. El hombre acusado del tiroteo, Shannon Miles, parece haber apuntado al uniformado simplemente porque era un oficial y le disparó 15 veces en la espalda.

El incidente conmocionó e impulsó esta región del sudeste de Texas de 4.3 millones de habitantes apremiando marchas y vigilias de oración en el sitio del tiroteo y una efusión de simpatía que atrajo a más de 11.000 personas al funeral de Goforth en la Segunda Iglesia Bautista de Houston la semana pasada. Su asesinato fue la más reciente y brutal manifestación de las tensiones entre algunos ciudadanos y el orden público a nivel nacional.

Usando 2 Crónicas 7:14, Monty Montgomery, alto oficial y capellán del Departamento de Policía de Houston (HPD por sus siglas en inglés), abrió la conferencia de prensa el 8 de septiembre con una oración rodeado de oficiales de policía, clérigos y oficiales elegidos.

Montgomery, quien también pastorea una iglesia local en Houston, le dijo a Southern Baptist TEXAN que el asesinato de Goforth ha impactado la manera en la que muchos oficiales hacen sus trabajos.

"Goforth estaba haciendo algo que todos hacemos cada día. Eso cambia el enfoque de nuestros oficiales," dijo Montgomery. "Estamos reaccionado a las llamadas en forma diferente de como lo hacíamos antes."

Los oficiales reconocieron el daño inherente asociado con su trabajo, pero el patente y aparentemente no provocado tiroteo de Goforth levanta temores no de ellos mismos sino de sus familias de que ellos sean asesinados en el cumplimiento del deber, dijo Montgomery.

"Cada día ellos no saben si van a poder regresar a su hogar, a su familia o no," dijo Devon Anderson, la fiscal de distrito del condado Harris, durante la conferencia de prensa. "Cada carro que detienen al lado del camino, cada puerta a la que se acercan, ellos saben que puede ser la última persona que vean en esta tierra. Así que necesitamos orar por ellos. Ellos merecen nuestras oraciones.

Anderson dijo que guiará el proceso judicial en contra de Miles, quien ha sido acusado de asesinato agravado o capital."

La alcaldesa Annise Parker habló de los funerales a los que ha asistido en sus 18 años en el servicio público en la ciudad de Houston. "Nunca jamás" era el compromiso de la alcaldesa Annise Parker luego de cada reunión con las familias de los policías, bomberos y otros empleados públicos muertos en el cumplimiento del deber. Pero, tristemente, siempre había otro funeral.

Haciendo eco de la esperanza de que la campaña Oren por la Policía cobre vida propia, Parker dijo: "Déjenla empezar aquí. Déjenla empezar ahora. Déjenla empezar en Houston."

Charles McClelland, Jr., jefe de policía de HPD, dijo: "Esta muestra aquí hoy reafirma en mí el compromiso y el apoyo de esta comunidad. Y sé que la mayoría silenciosa siempre ha estado en la esquina de la implementación de la ley."

"Esto está uniendo nuestra comunidad," dijo el alguacil del condado de Harris, Ron Hickman. "Tenemos una ola de apoyo diferente a cualquier cosa que yo haya visto en décadas. Es reconfortante y reafirmante el ser apoyados por nuestras comunidades locales."

McClelland y Hickman hablaron de su fe cuando se dirigieron a los reporteros. Cada uno indicó que tienen una Biblia en su oficina. Hickman dijo: "En las últimas semanas ha obtenido un poquito de uso."

Bonnie Pritchett es corresponsal de Southern Baptist TEXAN (www.texanonline.net]), información noticiosa de la Convención Bautista del Sur de Texas.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter, Facebook y en su correo electrónico.
Download Story