EDITORIAL: "Pero ahora…", Efesios 2:11-13

Por Gustavo Suárez, posted Friday, July 31, 2015 (2 years ago)

LAUREL, Maryland (BP) -- El apóstol Pablo, escribiéndoles a los hermanos en Éfeso, les enseña las muchas bendiciones espirituales que tenemos en Cristo Jesús. El les esta presentando a un Cristo que vino a redimir a un mundo que verdaderamente vivía en oscuridad. Y, ese Cristo es la "bendición espiritual" mencionada por el Apóstol Pablo en Efesios 1:3. Esa bendición espiritual, para nosotros, se ve en la luz del evangeliso, la influencia del Espiritu Santo, el perdón de pecados, la adopción a la familia de Dios, nuestra santificación, y la vida eterna.

La verdad que yo no comprendo cuando veo a Cristianos que viven unas vidas afligidas y derrotadas. ¿Por qué? Si hemos sido escogido y adoptados por Dios (1:4-5), hemos sido redimidos por Cristo (1:7), y sellados por el Espíritu Santo de Dios (1:13). Amigo, vive tu vida lleno de gozo en la tierra sabiendo que Dios es poderoso y esta en control de todo lo que pasa .

En el capitulo 2, Pablo les recuerda a los hermanos de Éfeso como ellos eran antes de conocer a Cristo. Y, por cierto, esto es una excelente descripción de toda persona que rehúsa recibir a Cristo como Señor. Pablo, les recuerda que hay dos tipos de personas: Judíos y Gentiles. Los primeros sellaban el pacto con Dios por medio de la circuncisión. Los Gentiles, sin embargo, no eran parte del pacto con Dios (11). Observa el efecto destructivo de esto: (a) Como resultado de ser excluido los Gentiles están "sin Cristo." (b) Estaban "alejados de la ciudadanía de Israel (12)." Imagínate si tu no tuvieras ciudadanía en ningún país. Serias una persona sin protección legal, sin derecho a recursos gubernamentales, medico, religiosos. En si, serias una persona vagabunda excluida del resto de los que están a tu alrededor. (c) "Eran ajenos a los pactos de la promesa (12)." Naturalmente se refiere al pacto de Dios con Abraham y Moisés. Lo que Dios le había prometido a los Judíos no era para los Gentiles. (d) Eran personas "sin esperanza" y sin Dios (ateo)" menciona Pablo en el verso 12. Fijate que cada uno de estas cosas que experimenta una persona apartada de Dios tiene una cosa en común: Estas en bancarrota espiritual. Estas "sin Cristo, sin ciudadanía, sin pacto, sin esperanza, y sin Dios.

Lo precioso de nuestro Dios es que el rompe la oscuridad humana con un "Pero…" Efesios 2:4 dice, "Pero Dios…nos rescato estando nosotros aun en nuestros delitos y pecados." Y, otra ves, después de haber descrito la condición del inconverso, Pablo dice en el verso 13, "Pero ahora en Cristo Jesús,…conocemos a Cristo, somos parte de la familia de Dios, tenemos un nuevo pacto, tenemos esperanza, y tenemos vida eterna alabando a Dios por toda la eternidad.

Esto es gran "bendición espiritual" que Dios nos ha dado. No te desanimes. Toma de esta bendición y gózate en Cristo hoy hablándole a otra personas las "Buenas Nuevas" de Salvación.

Gustavo V. Suárez es Pastor Asociado de Ministerios Hispanos, Primera Iglesia Bautista de Laurel, Maryland. El Dr. Suárez es Profesor Adjunto en Liberty University School of Divinity.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story