EDITORIAL: Dos Preguntas y Un Solo Camino

NOTA DEL EDITOR: La columna First-Person (De primera mano) es parte de la edición de hoy de BP en español. Para ver historias adicionales, vaya a http://www.bpnews.net/espanol

LAUREL, Md. (BP) -- Él dijo, ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón. El temblando y temeroso, dijo Señor, ¿Qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo, Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes de hacer. Hechos 9:5-6 RVR 60.

Recientemente hemos oídos noticias de persecución contra los Cristianos en varias partes del mundo. 21 Cristianos Egipcios fueron decapitados. Isis mata a mas Cristianos en Libia. El Pastor Saeed Abedini continua en una prisión en Irán por ser Cristiano.

Aun aquí, en los Estados Unidos, se puede observar la maquinación de una política astuta que trata de limitar los derechos religiosos del Cristiano. En fin, la palabra de Dios y la creencia en la exclusividad de Jesucristo para salvación esta siendo atacada y llevada a las cortes seculares. El apóstol Pablo hizo dos preguntas que sirven para motivarnos y mantener nuestros ojos en el Dios soberano y no en las circunstancias presente.

Primero, debemos de hacer la pregunta e indagar, ¿Quién eres, Señor? Estoy convencido que alrededor nuestro y aun dentro de las iglesias evangélicas tenemos un sinnúmero de persona que "creen" en Jesús pero no han tenido un encuentro personal con El. Podemos, tal vez, ser portadores del máximo regalo que podemos darle a otra persona -- Jesús. Cuando pienso en esta pregunta oigo a Jesús diciéndome:

"Yo soy el pan de vida (Juan 6:48)." Cristo es el que fielmente provee por mis necesidades físicas. El maná del Antiguo Testamento lo encontramos en Jesucristo. Que esperanza y seguridad saber que Dios es suficiente para cuidar de mí y proveer por cada una de mis insuficiencias.

"Yo soy la luz del mundo (Juan 8:12)." En medio de la oscuridad e incertidumbre donde me encuentre Él es la luz que alumbra mi camino.

"Yo soy el camino, la verdad, y la vida (Juan 14:6)." Jesucristo no es solo unos de los caminos a tomar para salvación. Jesús es el único camino, el único autentico (el verdadero) y el único que da vida eterna al que por medio de la fe, en arrepentimiento se entrega a Él. Jesús es el regalo de Dios al hombre pecador.

"Yo soy la resurrección y la vida (Juan 11:25)." Como el rompió las cadenas de la muerte; Él también es el que tiene la llave maestra que abre el candado de la muerte.

Después de haber indagado quien era Jesús, ahora el apóstol Pablo hace una segunda pregunta, ¿Señor, Que quieres que yo haga? Esta es una pregunta directamente relacionada con el servicio.

Nuestra actitud debe ser tal que estamos dispuestos cada día a vivir vidas santas como representantes del Rey de Reyes y Señor de Señores aquí en la tierra.

Si te encuentras pasando por momentos difíciles y crees que tus amigos, parientes y hasta Dios te ha abandonado recuerda que "Jesucristo el mismo ayer, y hoy, y por los siglos (Hebreos 13:8)." El te ama, protege, y esta preparando morada para ti. Eso son buenas noticias en medio de los muchos problemas que tengas.

Por último, solo una sugerencia, adopta una familia que está en necesidad. Muéstrales a ellos que queremos no solo compartir en su momentos físicos y económicos difíciles pero también queremos que ellos reciban el regalo más importante -- que es Jesús. Muchas Bendiciones para usted y toda su familia.

Gus Suarez es pastor de Primera Iglesia Bautista Hispana de Laurel, Md.
Download Story