La brecha del matrimonio gay se ensancha para los evangélicos y la cultura

Por Bob Smietana, posted Friday, April 17, 2015 (4 years ago)

NASHVILLE (BP) -- Los estadounidenses que tienen amigos gay o lesbianas tienen el doble de probabilidades de decir que el matrimonio gay debería ser legal que aquellos que no los tienen.

Y más de la mitad de los estadounidenses, entretanto, dicen que la homosexualidad no es pecaminosa.

El resultado de tal encuesta coloca a los evangélicos aceleradamente en una posición minoritaria en la cultura estadounidense sobre las relaciones del mismo sexo.

Matrimonio del mismo sexo

Investigaciones Lifeway con sede en Nashville, en una encuesta telefónica a 2.000 estadounidenses sobre el matrimonio gay, reportó que la amistad y la fe juegan un papel influyente en cómo los estadounidenses ven el asunto.

"Cuando se trata de apoyar el matrimonio gay, mucho de ello depende de "quiénes son los amigos," dijo Ed Stetzer, director ejecutivo de Investigaciones LifeWay. "Aquellos que tienen amigos gay o lesbianas son los más abiertos al matrimonio gay."

Sin tener en cuenta a los amigos, dijo Stetzer, los evangélicos son más propensos a considerar el comportamiento homosexual pecaminoso.

Actualmente 37 estados permiten el matrimonio gay -- aunque las ceremonias están en espera en algunos lugares en trámite de apelaciones. A finales de este mes la Corte Suprema escuchará argumentos que podrían hacer el matrimonio del mismo sexo legal en todo el país.

La mitad (50 por ciento) de los estadounidenses están de acuerdo con la declaración: "Creo que el matrimonio gay debería ser legal." Para los estadounidenses que tienen amigos gay o lesbianas, ese número salta a 6 de cada 10 (60 por ciento). Entre los estadounidenses que no tienen amigos gay o lesbianas, solamente un tercio dice que el matrimonio gay debería ser legal.

Entre los grupos religiosos, los católicos (56 por ciento) están de acuerdo más que los protestantes (40 por ciento) de que debería ser legal pero menos que los no religiosos (73 por ciento).

Los evangélicos, definidos como aquellos que se identifican como nacidos de nuevo, evangélicos o cristianos fundamentalistas, son menos propensos a apoyar el matrimonio gay. Menos de un tercio (30 por ciento) dicen que el matrimonio gay debería ser legal, comparado con el 38 por ciento de los evangélicos con amigos gay o lesbianas que dicen que el matrimonio gay debería ser legal.

"La cultura está cambiando dramáticamente sobre este asunto," dijo Stetzer.

El estudio confirma que los estadounidenses se han polarizado sobre el asunto del matrimonio gay. Un tercio (36 por ciento) está fuertemente de acuerdo en que el matrimonio gay debería ser legal. Un tercio (35 por ciento) firmemente discrepa. Pocos (6 por ciento) están inseguros.

Comportamiento homosexual

Los investigadores encontraron respuestas similares a la declaración: "Creo que el sexo entre personas del mismo género es pecaminoso, pese a su legalidad." Un poco menos de la mitad de los estadounidenses está de acuerdo (46 por ciento) mientras que el mismo número discrepa. Siete por ciento están inseguros.

Dos tercios de los evangélicos dicen que el sexo entre dos personas del mismo género sigue siendo pecaminoso, sea legal o no. Entre aquellos con amigos gay o lesbianas, 62 por ciento de los evangélicos están de acuerdo en que es pecaminoso. Más de la mitad de los no evangélicos (54 por ciento), mientras tanto, dicen que el sexo entre personas del mismo género no es pecaminoso, con 8 por ciento de inseguros.

Para comparar, Investigaciones LifeWay también realizó una encuesta y les pregunto a 2.252 estadounidenses: "¿Cree usted que el comportamiento homosexual es un pecado?"

En 2014, 3 de cada 10 (30 por ciento) contestaron que "Sí." Más de la mitad (54 por ciento) dijo que no.

En contraste, 37 por ciento dijo que sí en una encuesta similar en 2012 y 44 por ciento dijo que sí en 2011. Cerca de 4 de cada 10 (43 por ciento) dijeron que el comportamiento homosexual no es un pecado en la encuesta de 2011, junto con 45 por ciento en 2012.

Los pastores y las bodas del mismo sexo

Aun si el matrimonio gay se vuelve legal a nivel nacional, pocos pastores seniors protestantes son propensos a oficiar bodas del mismo sexo. La mayoría ve el matrimonio del mismo sexo como un error, de acuerdo a un estudio de 1.000 pastores seniors protestantes de Investigaciones LifeWay.

Ocho de cada 10 de los pastores seniors (80 por ciento) no estuvieron de acuerdo con la declaración: "No veo nada malo en que dos personas del mismo género se casen." Eso incluye 74 por ciento que discrepa fuertemente.

Cerca de 1 de cada 5 pastores seniors protestantes (18 por ciento) está de acuerdo con la declaración, incluyendo 1 de cada 10 (11 por ciento) que discrepa fuertemente.

Una encuesta a pastores de Investigaciones LifeWay de 2010 encontró resultados similares. En 2010, 83 por ciento no estuvo de acuerdo.

"Los líderes de iglesia han sido vistos tradicionalmente como paladines de todas las cosas morales en la sociedad," dijo Stetzer. "A medida que las percepciones públicas de la moralidad cambian, los pastores se encuentran en una incrementada posición impopular."

Bob Smietana fue escritor senior de la revista Facts & Trends, publicada por Recursos Cristianos LifeWay de la Convención Bautista del Sur.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter (, Facebook ( y en su correo electrónico (.
Download Story