Obama amenaza ejercer el derecho al veto en el discurso del Estado de la Unión

WASHINGTON (BP) -- El presidente Obama prometió durante su discurso del Estado de la Unión del martes (20 de enero) vetar cualquier esfuerzo del nuevo Congreso republicano por revocar la reforma del cuidado de la salud o sus órdenes inmigratorias.

En el sexto discurso del Estado de la Unión a una sesión conjunta del Congreso y a una audiencia televisiva, Obama centró gran parte de su etapa inicial en "la economía de la clase media" pero habló de una letanía de asuntos durante su discurso de 61 minutos. En respuesta, algunos legisladores conservadores y otros líderes indicaron que sus propuestas económicas realmente dañarán a las familias.

Por primera vez en sus seis años de presidencia, Obama está enfrentando un Senado y una Casa de Representantes controlados por los republicanos. El partido republicano ganó la mayoría en el Senado en las elecciones de noviembre.

El presidente les dijo a los estadounidenses: "No podemos arriesgar la seguridad de nuestras familia quitándoles su seguro de salud, o desenmarañando las nuevas reglas en la bolsa de valores, o peleando de nuevo viejas batallas sobre inmigración cuando tenemos que arreglar un sistema descompuesto. Y si a mi escritorio llega un proyecto de ley que trate de hacer alguna de estas cosas, lo vetaré. Se ganará mi veto."

El líder de la Casa, John Boehner ya ha dicho que su cámara votará de nuevo este año para revocar la ley de reforma de la salud. La Casa ha votado por lo menos una media docena de veces para revocarla desde que fue promulgada en 2010.

Entre las preocupaciones planteadas por los defensores del movimiento pro-vida y por otros estadounidenses acerca de la ley del cuidado de la salud y sus regulaciones están el financiamiento por parte de los contribuyentes de los abortos y del mandato de abortos y anticonceptivos que requieren que los empleadores provean a sus trabajadores no solamente anticonceptivos sino drogas y dispositivos que potencialmente pueden causar abortos.

Sobre la reforma de inmigración, Obama decretó órdenes ejecutivas en noviembre que protegen de la deportación a un estimado de cinco millones de inmigrantes indocumentados. El presidente actuó después de aseverar durante años que no tenía la autoridad legal de hacer o ignorar una ley de inmigración. Él decretó las órdenes, dijo Obama, después de que un proyecto de reforma inmigratoria integral aprobada por el Senado controlado por los demócratas en 2013 no obtuvo el voto de la Casa controlada por los republicanos.

Inclusive algunos partidarios de la reforma expresaron oposición a sus acciones. Russell Moore, presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética, lo llamaron un " movimiento desacertado y contraproducente." Moore le ha pedido al presidente más de una vez no hacer de la reforma inmigratoria un "asunto de estado rojo o azul."

Los estadounidenses ampliamente están de acuerdo en que su sistema inmigratorio está muy dañado. El sistema y su implementación han resultado en un estimado de 11 a 12 millones de inmigrantes indocumentados que viven ilegalmente en EE.UU.

En su discurso del Estado de la Unión, Obama reconoció que "las pasiones todavía vuelan sobre inmigración, pero seguramente todos podemos ver algo de nosotros mismos en el estudiante que se esfuerza y están de acuerdo en que nadie se beneficia cuando una mamá que trabaja fuertemente es arrebatada de su hijo, y que es posible configurar una ley que mantenga nuestra tradición como una nación de leyes y una nación de inmigrantes."

"La economía de la clase media," dijo el presidente, significa capacitar a las familias trabajadoras para que "se sientan más seguras." Obama promovió el cuidado infantil y la universidad o colegio comunitario costeables -- además de la incapacidad por enfermedad, la igualdad de pago y los salarios mínimos más altos -- como maneras de ayudar a las familias. Él quiere que los dos años de colegio comunitario sean gratis en todo el país, dijo el presidente.

Algunas de las propuestas del presidente para lograr su meta no satisfacen, dijeron después los conservadores. Esos nuevos esfuerzos incluyen un nuevo programa de crédito fiscal a familias de dos ingresos y un incremento significativo del crédito fiscal por cuidado infantil, de acuerdo a Heritage Foundation.

El crédito fiscal por pago de guardería infantil "discrimina a las familias de parejas casadas que hacen un sacrificio financiero de manera que uno de los padres pueda cuidar al infante o a los niños preescolares en el hogar," escribieron el experto en política doméstica de Heritage, Robert Rector y la analista política Rachel Sheffield después del discurso. "La política de impuestos no debería discriminar injustamente entre las familias que usan la guardería infantil y las familias que hacen un sacrificio financiero para proveer cuidado paterno a sus hijos."

Tony Perkins, presidente del Consejo de Investigación de la Familia, dijo de la propuesta de Obama de incrementar el crédito fiscal por pago de guardería infantil: "¿Por qué en vez de incrementar el crédito fiscal por niño no darles a los padres la flexibilidad de decidir lo que es mejor para su propia familia?

"Sus políticas continúan penalizando el matrimonio y las familias, los cuales son vitales para la equidad económica y el éxito," dijo Perkins. "Es injusto penalizar el matrimonio en el código fiscal, y no tiene sentido económico."

Obama falló al no hablar del mayor divisor económico de la sociedad estadounidense-- el colapso del matrimonio, dijo Sheffield de Heritage. Los hijos de hogares de un solo padre son cinco veces más propensos a ser pobres, dijo. El presidente "de nuevo descuidó utilizar su exclusiva posición de liderazgo para llamar a una restauración del matrimonio en las comunidades estadounidenses," dijo.

Obama citó el matrimonio del mismo sexo, el cual él apoya, en el discurso, al decir: "He visto algo como el matrimonio gay pasar de ser un asunto polémico que nos separaba a ser una historia de libertad a lo largo y ancho de nuestro país, un derecho civil ahora legal en estados que 7 de cada 10 estadounidenses llaman hogar."

El matrimonio del mismo sexo es legal en 36 estados, casi triplica los 13 estados donde era legal hace solo 18 meses; también es legal en el Distrito de Columbia. Muchos cristianos y otros defensores de la definición bíblica y tradicional del matrimonio continúan expresando preocupación por las incursiones en contra de la libertad religiosa a medida que la propagación del matrimonio gay continúa.

En referencia al aborto, el presidente dijo: "Todavía no estamos de acuerdo en el derecho de la mujer a escoger, pero seguramente podemos estar de acuerdo en que es una buena cosa que los embarazos y los abortos en las adolescentes estén cerca del mínimo histórico, y que cada mujer debe tener acceso al cuidado de la salud que ella necesite."

A inicios del día, la Casa Blanca divulgó una declaración de la política de administración sobre la Ley de Protección al Niño Nonato Capaz de Sentir Dolor, H.R. 36. Los funcionarios administrativos dijeron que animarían a Obama a vetarla si llega a su escritorio.

La Casa, la única cámara por aprobar la legislación en la última sesión del Congreso, está programada para votarla el 22 de enero, la fecha del aniversario de la decisión Roe v. Wade de 1973 que legalizó el aborto. El proyecto de ley prohibiría los abortos en bebés de 20 semanas o más después de la fertilización con base en la evidencia científica de que un niño en el vientre experimenta dolor a ese punto de la gestación.

"Si el presidente verdaderamente cree que el descenso en los índices de los abortos es una buena tendencia, entonces debería apoyar la legislación que protegiera mejor la salud de la mujer y la vida de los bebés nonatos, especialmente de los peligrosos y horripilantes abortos tardíos," dijo Sarah Torre, una analista de política de Heritage.

El presidente, sin embargo, afirmó la dignidad humana en su discurso diciendo que quiere que "las generaciones futuras sepan que somos un pueblo que ve nuestras diferencias como un gran don, que somos un pueblo que valora la dignidad y el valor de cada ciudadano -- hombre y mujer, viejo y joven, negro y blanco, latino, asiático, inmigrante, nativo americano, gay, heterosexual, estadounidenses con enfermedades mentales o inhabilidades físicas. Todos son importantes."

Globalmente, EE.UU. necesita guiar combinando la fuerza militar y la diplomacia efectiva y "hacer uso de nuestro poder creando coaliciones," dijo Obama. EE.UU. está deteniendo las fuerzas del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS por sus siglas en inglés) al no "ser arrastrado a otro campo de guerra en el Medio Oriente" sino "guiando una amplia coalición que incluye naciones árabes, para degradar y finalmente destruir este grupo terrorista," dijo.

El presidente instó al Congreso a adoptar una resolución que autorice el uso de fuerzas en contra de ISIS.

La senadora Joni Ernst, la recién electa miembro de Iowa, dio la respuesta republicana televisada que explicó las prioridades del partido republicano como el nuevo partido mayoritario en el Congreso. Ernst es la primera mujer veterana de combate elegida para el Senado. Miembro de las Reservas del Ejército, fungió como comandante de compañía en Irak en 2003.

Tom Strode es el jefe de la oficina de Baptist Press en Washington.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter (, Facebook ( y en su correo electrónico (.
Download Story