El reporte revisado de los católicos muestra una 'profunda división'

NASHVILLE (BP) -- Las diferencias entre el reporte parcial y el reporte final de la reunión de los obispos católicos en Roma reflejan una "profunda división" dentro de la jerarquía de la iglesia respecto a la homosexualidad, señaló un profesor de seminario.

"La profunda división parece obvia," le dijo Jeffrey Riley, profesor de ética en el Seminario Teológico Bautista New Orleans, a Baptist Press en comentarios escritos. "Cuán amplia es la división es difícil de decir. ...Algunos obispos parecen capturados por las nociones de la cultura occidental que enfatizan la libertad sexual en vez de una libertad que viene por obedecer la clara enseñanza de las Escrituras."

Riley, investigador docente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC por sus siglas en inglés), dijo que los obispos culturalmente conservadores por lo general vienen del hemisferio sur y del este mientras que los obispos liberales tienden a venir del norte y del oeste.

El Sínodo sobre la Familia, convocado por el papa Francisco del 5 al 19 de octubre, consideró "los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización."

El sínodo emitió un reporte parcial el 13 de octubre en el que declaró que los homosexuales "tienen dones y cualidades que ofrecer a la comunidad cristiana." El reporte parcial también hablaba de ofrecer a los homosexuales un "hogar acogedor" en la iglesia y del "apoyo precioso" que las parejas del mismo sexo se proveen el uno al otro.

Tras el frenesí de la atención de los medios -- incluyendo alabanzas de parte de los activistas de los derechos gay y el criticismo de los conservadores -- el sínodo concluyó sus dos semanas de reuniones publicando un reporte final que no incluyó "los dones" de los homosexuales o "el precioso apoyo" de las parejas gay.

El borrador del reporte final de los obispos incluyó la declaración "los hombres y las mujeres con tendencias homosexuales deben ser recibidos con respeto y delicadeza." Aunque ese lenguaje fue apoyado por 118 de los 180 obispos votantes, no recibió los dos tercios de mayoría requeridos para convertirse en una propuesta formal para el sínodo.

El lenguaje del borrador en relación a abrir la comunión a los católicos divorciados que se casan de nuevo fuera de la iglesia también recibió un apoyo mayoritario pero no la mayoría cualificada para convertirse en una propuesta formal del sínodo, reportó el Servicio de Noticias sobre religión (RNS por sus siglas en inglés).

Francisco ordenó que el reporte final con la propuesta entera fuera publicado junto con el conteo de los votos en cada párrafo, incluyendo la sección que los obispos rechazaron.

La traducción completa al inglés del reporte final no estuvo lista al cierre de la edición. El sínodo estuvo cerrado a los medios.

Ninguna propuesta del sínodo se convierte en doctrina oficial de la iglesia. Todas las propuestas se convertirán en fundamento para la discusión de la Asamblea Ordinaria del Sínodo de Obispos en octubre del 2015, el cual le hará propuestas al papa Francisco, quien a solas decide la doctrina oficial católica.

La doctrina católica presente, articulada en el "Catecismo de la iglesia católica," establece: "Con base en las Sagradas Escrituras, la cual presenta los actos homosexuales como actos de grave depravación, la tradición siempre ha declarado que 'los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados.' Ellos son contrarios a la ley natural; cierran el acto sexual al don de la vida; no proceden de una complementariedad sexual afectiva. No pueden ser aprobados bajo ninguna circunstancia."

Riley dijo que espera que el sínodo del próximo año "retenga la enseñanza tradicional de la iglesia sobre el matrimonio y la sexualidad."

"La pregunta que queda es el lenguaje que el próximo sínodo va a usar en relación a cómo la iglesia involucra a aquellos con estilos de vida sexual pecaminosa," dijo Riley. "¿Retendrá el próximo reporte la actual ambigüedad o hablará la iglesia católica explícitamente sobre el pecado de los encuentros sexuales extra maritales de cualquier tipo y se contentará con invitar a aquellos que están afuera de la enseñanza de la iglesia a seguir la regla de la iglesia?"

Andrew Walker, director de estudios políticos de la ERLC, dijo que el reporte parcial fue una "pesadilla de relaciones públicas" para el Vaticano pero probablemente no presagia un cambio oficial de la doctrina católica.

La iglesia católica "está tratando de dar un tono más pastoralmente inclusivo," le dijo Walker a BP. "Yo personalmente no creo que se vaya a ver un cambio doctrinal sobre la homosexualidad. No estoy seguro de cuál será el resultado sobre el asunto del divorcio y el nuevo casamiento en relación a "recibir la comunión."

Los reclamos de división entre el liderazgo católico parecían ser sustanciales debido a las declaraciones públicas de varios obispos y del papa. A continuación de la divulgación del reporte parcial, el arzobispo Bruno Forte de Italia dijo de acuerdo a la Radio Nacional Pública: "Debemos respetar la dignidad de cada persona, y la realidad homosexual no significa que esta dignidad no deba ser reconocida y promovida."

El cardenal conservador Raymond Burke, exarzobispo de St. Louis, criticó a Francisco por permitir que el mensaje público del sínodo se extraviara de la enseñanza oficial católica.

"El papa, más que ninguno…está comprometido a servir a la iglesia" dijo Burke de acuerdo a RNS. "El papa no es libre de cambiar la enseñanza de la iglesia en relación a la inmoralidad de los actos homosexuales o a la insolubilidad del matrimonio o a cualquier otra doctrina de la fe."

El papa Francisco, al hablar al final del sínodo, dijo que una discusión saludable entre los obispos no indicaba una división. Dijo a los católicos evitar tanto la tentación de la "inflexibilidad hostil" como el descuido del "depósito de la fe."

"Personalmente, estaría muy preocupado y triste si no fuera por estas tentaciones y estas animadas discusiones; este movimiento de los espíritus, como lo llamó San Ignacio, si todos estuvieran de acuerdo, o en silencio en una falsa y quieta paz," dijo Francisco. "En vez de eso, he visto y he oído -- con gozo y aprecio -- discursos e intervenciones llenos de fe, de celo pastoral y doctrinal, de sabiduría, de franqueza y coraje."

David Roach es corresponsal nacional jefe de Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur.
Download Story