EDITORIAL: Vida Abundante

Por Michael A. Gonzales, posted Friday, May 02, 2014 (5 months ago)

GRAPEVINE, Texas (BP) -- Muchos viven en estos días con un sin números de preocupaciones. Hay muchas vicisitudes que van atacando a la familia de hoy; como preocupaciones financieros, problemas con miembros de la familia, dificultades en el trabajo, y muchos otros conflictos que surgen en la vida diaria de uno. Como seguidores de Cristo no estamos exentos de estos tipos de dilemas. Romanos 12:2 dice -- "No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta."

Vivir en este mundo requiere que hagamos frente a todas las presiones que puedan venir a uno. Sin embargo, como creyentes y seguidores en Cristo, podemos vivir una vida abundante. Nosotros vivimos en el mundo pero no somos del mundo. Podemos estar en un lago y no mojarnos porque estamos en un barco. Y ese barco se llama Cristo.

La verdad es, como cristianos no podemos evitar las presiones y las tentaciones que se nos presentan cada día. Pero el Señor nos ha llamado a vivir una vida abundante en medio de todas estas situaciones. Juan 10:10b dice -- "... yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia."

¿Cómo podemos vivir una vida abundante viviendo en este mundo?

-- Sabiendo que la vida abundante empieza cuando aceptamos a Cristo como Salvador y Señor de nuestras vidas. Esto significa experimentar un arrepentimiento espiritual porque nos damos cuenta que somos pecadores y no podemos salvarnos a nosotros mismos. Romanos 5:12 dice -- "Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron."

Tenemos que reconocer que la salvación sólo viene y es exclusivamente por medio de Cristo. Romanos 10:9 dice -- "... que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo."

Conociendo esta verdad, entonces podemos empezar a vivir una vida abundante aquí en la tierra.

-- Sabiendo que las promesas del Señor son para nosotros en cualquier momento de nuestras vidas. En las buenas y en las malas, Cristo siempre está con nosotros. Dios nunca nos dejará solos. Romanos 8:28 dice -- "Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados."

En medio de nuestras tribulaciones y sufrimientos podemos vivir una vida abundante, sabiendo que cuando muramos, nos espera estar en el cielo con nuestro Dios para toda una eternidad.

Apocalipsis 1:17 al 18 dice -- "Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último; y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y yo tengo las llaves de la muerte y del Hades."

Esto nos da pie para vivir una vida abundante aquí en este mundo.

No debemos dejar que Satanás haga su obra en nuestras vidas porque esto va a impedir que vivamos una vida abundante. Comparta el mensaje de nuestro Señor con alguien hoy y empiece a vivir esa vida abundante en Cristo delante de todos.

¡Dios es bueno, todo el tiempo!


Mike Gonzales director de los ministerios Hispanos de la Convención de los Bautistas del Sur de Texas.

Download Story