IMB ayuda a que las iglesias se vuelvan misioneras

Por Laura Fielding, posted Wednesday, July 03, 2013 (6 years ago)

HOUSTON (BP) -- Steve Vaughan casi se había dado por vencido en el intento de que su iglesia se hiciera responsable de una etnia no alcanzada ni involucrada (UUPG por sus siglas en inglés) y compartiera el evangelio con ellos.

Esta jornada comenzó en 1999, cuando Vaughan, pastor ejecutivo de educación de adultos y misiones de Thomasville Road Baptist Church en Tallahassee, Florida, y otros dos acompañaron al antiguo pastor de la iglesia a una Conferencia de Impacto Global. Allí oyeron acerca de adoptar una etnia, lo cual en ese tiempo incluía orar por ellos y tener correspondencia con un misionero.

A través de los años, la iglesia comenzó a orar por cuatro diferentes etnias, "y Dios siempre dijo que 'no' a esas -- inclusive llegamos a hacer un par de viajes para ir e investigar," dijo Vaughan, pero nunca funcionó nada.

"Tal vez esto no es lo que Dios quiere que hagamos," pensó.

Pero se encontró con Daniel y Carol Jones*, líderes de equipo de involucramiento de la Junta de Misiones Internacionales en África del Oeste. Comenzaron a hablar con Vaughan de las etnias en África.

Por recomendación de los Jones, la iglesia comenzó a orar por 10 etnias en África, pero una de ellas siempre sobresalía. Tres años después la iglesia hizo su primer viaje para visitar a los Jones.

"Desde el instante que llegamos supimos que era ahí adonde Dios nos había estado empujando," dijo Vaughan.

Iglesias que son misioneras

Vaughan y Curtis Clark, pastor principal de Thomasville desde 2002, compartieron la historia de cómo el entrenamiento de IMB y muchísima oración fueron elementos importantes en su jornada para adoptar esta UUPG, cuando se dirigieron a más de 500 pastores y miembros de iglesia durante un desayuno de "Abracemos las etnias" auspiciado por IMB durante la reunión anual de la Convención Bautista del Sur.

Tom Elliff, presidente de IMB, indicó que la efectividad de los misioneros frecuentemente es impactada por su habilidad de conectarse con iglesias estadounidenses y trabajar juntos para hacer "un mayor trabajo" del que harían solos. El papel de IMB es colaborar con las iglesias y ayudarlas a llegar al campo, dijo Elliff. Cuando él anunció la iniciativa Abracemos en la CBS hace dos años, dijo que se daba cuenta de que "era tiempo de que las iglesias dejaran de enviar misioneros, pero que era tiempo de que las iglesias comenzaran a ser misioneras."

"Nos dimos cuenta que una iglesia que abrazara una etnia no alcanzada no sería solamente un misionero menos que la IMB tuviera que enviar, sería una más que tendríamos el privilegio de enviar," dijo Elliff. "Sería una congregación que se movilizaría para alcanzar al mundo."

Thomasville Road, que tiene una asistencia los domingos en la mañana de cerca de 1.000, es una representación de una iglesia Abracemos, dijo Elliff. Clark dijo que siempre han enfatizado a la iglesia la importancia de ser una "iglesia Reino" que hace el trabajo de la Gran Comisión. Si bien la iglesia entendía eso "intelectualmente," ponerlo en práctica era otro asunto, dijo Clark.

"Cuando realmente tuvimos que comenzar a sacrificarnos y enviar a gente e ir — y nuestra gente comenzó a ir a alcanzar gente que nunca había oído de Jesucristo y que no sabían nada de él — toda esa idea de ser una iglesia tipo Reino sencilla y realmente floreció, porque vieron cómo se veía," dijo Clark.

Al darse cuenta de que ellos solos eran responsables de llevar el evangelio a esta gente "entusiasmó a los miembros de la iglesia de una manera como ninguna otra cosa lo ha hecho," dijo Clark.

Aunque originalmente la iglesia "no tenía idea en lo que se estaban metiendo," bromeó Vaughan, Dios los ayudó a través del proceso debido a su obediencia. Personal de IMB ayudó a entrenar la iglesia en el método de contar historias de la Biblia, el cual pudieron aplicar numerosas veces al compartir con la etnia. Aprender a estar listos para compartir el evangelio en cualquier momento no solamente ayudó a los miembros en el extranjero, dijo Vaughan, sino que "al volver a casa, está entrenando a nuestra gente a hacer esto cada día de la vida."

Al principio, admitió Clark, estaban preocupados por el aspecto financiero de viajar a África de tres a cinco veces al año. "Pero cuando comenzamos a hacer esto, Dios comenzó a abrir las finanzas, y las finanzas nunca han sido un problema para nosotros," dijo.

Gente en la congregación que Clark "nunca hubiera esperado" que se ofrecieran de voluntarios para los viajes fueron de los obreros más eficaces. Dios también ha levantado a una pareja de la iglesia a ser sus misioneros de tiempo completo en África. El sueño se está hacienda realidad, dijo Clark; la iglesia se está asociando de una nueva manera con IMB a través de su iniciativa Global Connect para enviar a estos misioneros por lo menos dos años.

Clark les dijo a los pastores que contemplaban abrazar una UUPG que "si ustedes quieren ver a su gente emocionada por las misiones, lo más que nuestra gente ha estado emocionada por la misiones es cuando ellos de dan cuenta de 'oye, vamos a ser misioneros a una etnia que no oiría de ninguna otra manera,' y Dios ha hechos algunas cosas maravillosas."

Para saber cómo una iglesia puede abrazar una UUPG, visite call2embrace.org.


Laura Fielding es escritora de IMB.

Download Story