Senado fácilmente aprueba proyecto de ley de migración

WASHINGTON (BP) -- El Senado de EE.UU. convincentemente ha aprobado una legislación migratoria amplia y marca así la victoria más significativa para los defensores de la reforma en por lo menos siete años.

En una votación abierta el jueves (27 de junio), el Senado votó 68-32 para reformar el sistema de migración universalmente reconocido como muy dañado. La falta de implementación del actual sistema ha resultado en un estimado de 11 a 12 millones de inmigrantes indocumentados que viven en EE.UU. ilegalmente.

Catorce republicanos se unieron a la mayoría demócrata del Senado para apoyar la propuesta. Todos los votos negativos llegaron de los miembros del partido republicano.

El futuro de la reforma migratoria quedó dudoso, cuando la atención se trasladó a la Casa de Representantes. El mismo día que los senadores aprobaron el proyecto, el líder de la Casa, John Boehner reiteró que los representantes no votarían por la medida del Senado sino que producirían una legislación que "refleje la voluntad" de la mayoría republicana de esa cámara.

Los defensores evangélicos de la reforma migratoria aplaudieron el progreso reflejado en el voto del Senado.

El bautista del sur experto en ética Russell D. Moore cumplimentó al Senado por "lograr algo que no vemos frecuentemente: una cooperación bipartidista por encima del espectro ideológico por el bien común."

"La mayoría de nosotros podemos estar de acuerdo en que nuestro actual sistema migratorio no funciona y no es ni imparcial ni justo. Aunque la legislación no es perfecta, es claro que nuestros líderes están trabajando hacia soluciones; soluciones que tanto aseguren nuestras fronteras como demuestren compasión por las muy trabajadoras familias inmigrantes," dijo Moore, presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC). "Como cristianos somos llamados a afirmar el estado de derecho y la compasión por los vulnerables. Oremos por una solución de ese tipo para la crisis de inmigración."

La ERLC no ha endosado el proyecto aprobado por el Senado. Moore ha dicho que la entidad apoyará principios pero no una legislación específica.

Gabriel Salguero, presidente de la Coalición Nacional Latina Evangélica, dijo que el voto del Senado fue una señal de que los estadounidenses "pueden proveer soluciones reales a nuestros más grandes desafíos" cuando trabajan juntos.

"Aunque todavía hay mucho trabajo por hacer, oramos para que la Casa trabaje en el mismo espíritu de bipartidismo para finalmente llegar a una resolución en línea con lo más alto de nuestros valores," dijo Salguero en una declaración escrita. "Estamos en un momento decisivo en el que debemos escoger entre la inactividad o un liderazgo valiente."

El presidente Obama aplaudió la aprobación del Senado y dijo que el proyecto, aunque es una avenencia, es "consistente con los principios clave de una reforma con sentido común que yo -- y muchos otros -- hemos expuesto repetidamente."

La última vez que el Congreso seriamente intentó una reforma migratoria, el esfuerzo murió por falta de acuerdo entre las dos casas. El Senado y la Casa aprobaron proyectos en la sesión 2005-06, pero las diferencias entre los dos nunca compaginaron.

Las diferencias esta vez entre el proyecto aprobado por el Senado y lo que la Casa pudiera aprobar puede de nuevo hacer difícil un acuerdo.

La versión del Senado -- la seguridad de la frontera, la Ley de oportunidad económica y modernización de inmigración, S. 744 -- incluye un sistema de verificación universal de empleo, además de seguridad de la frontera y planes de vallas. Cuando los planes de seguridad de la frontera estén en su lugar, los inmigrantes indocumentados pueden buscar un estatus temporal. Para lograr tal estatus provisional bajo el proyecto, cada inmigrante debe reunir varios requisitos.

Una versión aprobada de la Casa probablemente sería más fuerte en asuntos como la frontera y el estatus legal.

Enemigos del proyecto del Senado criticaron la estipulación de la seguridad de la frontera, entre otros, a pesar de la última aprobación de una enmienda diseñada para fortalecer ese aspecto de la legislación.

Después de la votación, el senador Jeff Session, republicano de Alabama, acusó que no habrá "valla fronteriza, intensificación de la frontera, nada más que las mismas promesas ilusorias cansadoras de una futura implementación que nunca ocurrirá."

La Mesa Evangélica por la Inmigración (EIT por sus siglas en inglés), una coalición de líderes cristianos que incluye a Moore y a Salguero, dijo que el proyecto del Senado marcó un sólido, aunque imperfecto, inicio, a partir de su introducción a mediados de abril pero que no lo endosaban. EIT ha pedido una reforma migratoria que:

-- "Respete la dignidad dada por Dios a cada persona;

-- "Proteja la unidad del núcleo familiar;

-- "Respete el estado de derecho;

-- "Garantice la seguridad de las fronteras nacionales;

-- "Asegure imparcialidad a los contribuyentes;

-- "Establezca un camino hacia el estatus legal y/o la ciudadanía a aquellos que califiquen y que deseen convertirse en residentes permanentes."

Los mensajeros a la Convención Bautista del Sur 2011 aprobaron una resolución en apoyo a la reforma migratoria con lineamientos específicos.

La resolución de la reunión de la CBS en Phoenix pidió el avance del evangelio de Jesús a la vez que la búsqueda de la justicia y la compasión. La medida instó al gobierno a hacer una prioridad de la seguridad fronteriza y tener a cuentas a los negocios en sus contrataciones. También requirió que los funcionarios públicos establecieran después de asegurar las fronteras "un camino justo y compasivo para el estatus legal, con medidas restitutorias apropiadas, para aquellos inmigrantes indocumentados que ya viven en nuestro país." Especificó que la resolución no fuera interpretada como apoyo a una amnistía.


Tom Strode es jefe de la oficina de Washington para Baptist Press.

Download Story