'Vamos ganando,' afirma Land ante líderes de centros de ayuda para embarazadas

ALPHARETTA, Ga. (BP)--Del 10 al 12 de noviembre, más de 175 directores ejecutivos y personal de centros de ayuda para las embarazadas en 13 estados – algunos que anteriormente pasaron años oponiéndose al aborto- asistieron a la Conferencia Nacional de Centros de Ayuda para Embarazadas "Sigue Abierta la Invitación" en la Junta de Misiones Norteamericanas (NAMB, por sus siglas en inglés), en Alpharetta. Ga.

Después de escuchar a Richard Land y Henry Blackaby, entre otros –así como la música de Rebecca St. James, Marvin Matthews y Dawn Pate- los directores de los centros dijeron que regresaban a sus frentes con nuevas energías y listos para enfrentar la batalla de ya 37 años para proteger las inocentes vidas de los niños nonatos y llevar a las mujeres hacia Cristo.

"¿Quién hubiera creído o imaginado que estaríamos vivos para ver una época en los Estados Unidos donde el sitio más peligroso en que uno pudiera estar presente es dentro del vientre de su propia madre, entre el momento de la concepción y el nacimiento," dijo Land, quien desde 1988 es el presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa de la Convención Bautista del Sur.

"Durante los últimos 37 años –desde el caso de Roe vs. Wade—un bebé estadounidense ha tenido un tercio de probabilidades de perder su vida entre la concepción y el nacimiento," dijo Land. "Eso es una tasa de mortalidad del 33 por ciento. No teníamos una tasa de mortalidad del 33 por ciento en Iwo Jima, en Omaha Beach o en Gettysburg, incluso si contáramos las muertes en ambos lados."

Desde 1973, dijo Land que, "[H]emos matado a más niños estadounidenses [se calcula que unos 50 millones] que todos los soldados, pilotos, soldados marines y marineros que han muerto en todas las guerras que hemos peleado. Y Dios tenía un plan y un propósito para cada uno de esos bebés.

"¿Acaso hemos abortado al próximo Billy Graham, al próximo Abraham Lincoln… o al próximo Martin Luther King Jr.? ¿Hemos abortado a la pequeña niña que Dios estaba entretejiendo… en el vientre de su madre para que encontrara la cura para el cáncer?" preguntó Land.

Land comparó a los centros bautistas de ayuda para embarazadas al tren subterráneo que salvó la vida de los esclavos durante la Guerra Civil.

"En vez de esclavos, ustedes están salvando bebés, uno a la vez," dijo Land. "También están salvando a las víctimas del aborto --- y siempre hay por lo menos dos víctimas en un aborto, normalmente hay más.

"No pierdan en ánimo. El viento sopla a su favor," dijo Land. "Según las encuestas de Gallup, la mayoría de los estadounidenses ahora se autoidentifican como en contra del aborto. El grupo a favor de la vida está creciendo, y el grupo en contra de ella está disminuyendo, y cada año otros 1.5 millones de bebés hijos de alguien a favor de la vida, serán unos futuros electores. Vamos ganando.

"Justo ahora hemos elegido el Congreso con más miembros a favor de la vida desde el caso Roe vs. Wade," añadió Land. "Los sondeos muestran que el 29 por ciento de todas las personas que votaron son evangélicos nacidos de nuevos que votaron por los republicanos en un 78 por ciento." Land señaló que el 52 por ciento de los miembros del Tea Party son cristianos evangélicos nacidos de nuevo.

Henry Blackaby, renombrado autor de materiales de discipulado y conferencista, pidió a los asistentes de la conferencia que se imaginaran el mundo si Moisés hubiera sido abortado.

"Habrá una gran rendición de cuentas ante Dios," dijo Blackaby, "y Dios dirá un día: '¿ves a aquel niño que abortaste? Déjame mostrarte lo que yo tenían en mente para él.'"

Arnold M. Culbreath, director de alcance urbano del Life Issues Institute en Cincinnati, enfocó sus comentarios en el impacto del aborto en la comunidad de los afroamericanos en los Estados Unidos. Enfatizó que cualquier centro de ayuda para embarazadas donde el evangelismo no sea la prioridad clave está dejando ir una gran oportunidad.

"Debido a la legalización del aborto, Estados Unidos ha hecho un pacto con la muerte," dijo Culbreath. "Y Dios tiene algunas cosas fuertes que decir a una nación que hace tal pacto." Citando a Isaías 28:14-19, Culbreath dijo que la Biblia enseña que "cuando la sangre inocente de nuestros hijos e hijas se derrama como resultado de este pacto, la tierra se contamina."

Culbreath, un afroamericano, dijo que la mayor causa de muerte entre la comunidad afroamericana es el aborto –más que el SIDA, más que el cáncer, más que las enfermedades coronarias, la diabetes, los accidentes o el crimen violento. "Urge que hagamos llegar este mensaje a la comunidad afroamericana de los Estados Unidos," dijo Culbreath.

El invitado señaló que hubo 452,000 abortos inducidos de bebés negros en el 2005, comparado con los 587,000 nacimientos. "Es casi como si se anulan el uno al otro," dijo Culbreath. "Es genocidio entre las comunidades negra y latina. Los afroamericanos no se dan cuenta lo encadenados que están a este asunto."

Culbreath, quien es independiente políticamente, dijo creer que el aborto no es un asunto de política, si no un "asunto de Dios."

"Lo que pido a los negros es: 'Sin importar en qué partido político estás, ¿qué vamos a hacer con respecto a todos esos bebés negros muertos?' Es un mito que hay muchísimos afroamericanos que conocen estos asuntos del aborto y sus hechos pero no hacen nada al respecto," dijo Culbreath. "Yo me he dado cuenta de que ese no es el caso. Los pastores me preguntan, '¿en dónde ha estado esta información? ¿Por qué no se nos ha dicho nada?'"

Durante la conferencia, Land promovió el "Proyecto Salmo 139" de la CELR, un programa en el cual las donaciones se usan para instalar por todo el país máquinas de ultrasonido en los centros bautistas de ayuda a las embarazadas que cumplan con los requisitos.

La iniciativa se tituló así por el Salmo 139:13-14, que dice: "Porque Tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado y mi alma lo sabe muy bien."

"Si los vientres tuvieran ventanas, la gente sería más sensible ante el aborto de bebés," dijo Land. "Los ecosonogramas proveen una ventana hacia el vientre. Las madres embarazadas que ven a sus bebés en el ecosonograma tienen muchas más probabilidades de completar el embarazo."

Rita Willoughby, por 14 años la directora ejecutiva de Pregnancy Resource Center del sureste de Oklahoma en Lawton, concordó con lo anterior. Su centro ve a unas 2,000 primerizas y clientas repetidas cada año, algunas de incluso 12 años. En el 2009, el centro salvó a más de 500 bebés y registró 140 decisiones por Cristo después de haber aconsejado a sus clientas. El centro de Oklahoma es uno de los 275 afiliados con NAMB.

"Si una clienta viene a nuestro centro, es 95 por ciento más probable que elija tener al bebé si le mostramos el ecosonograma," dijo Willoughby. "Es sorprendente. A través de esta tecnología, llevamos a la mujer hasta ese lugar secreto de su vientre, donde se expone la vida en su forma más prematura y es un espectáculo para su mamá.

"Quiero agradecer a NAMB por traernos aquí, por valorar y validar nuestro ministerio," añadió Willoughby. "A través de NAMB, hay centros de ayuda para embarazadas por todo Estados Unidos. NAMB nos ha equipado y entrenado. Estamos viviendo Su llamado."

Marly Ellenburg, directora de Foothills Pregnancy Care Center en Seneca, C. S., dijo que estaba desanimada cuando había llegado a la conferencia nacional, pero añadió, "ahora me voy comprometida, con nuevas fuerzas y lista para ministrar de nuevo."

Elaine Ham, consultora nacional de recursos ministeriales sobre el embarazo en la Junta de Misiones Norteamericanas, fue la principal organizadora y maestra de ceremonias de la conferencia patrocinada por la NAMB. En sus comentarios finales, exhortó a los 175 directores de centros a que "nunca miren atrás o se den por vencidos."

"De entre todas las personas en tu ciudad, Dios te llamó para ministrar en uno de los asuntos más importantes—si es que el más importante—de esta generación," dijo Ham. "Vive una vida digna de tu llamado. No cuestiones a Dios. Él te cuida. Él te ha llamado, te equipará y te llevará a través de cualquier lucha que enfrentes en tu ministerio. Si sabes que has sido llamado para este ministerio tan apasionado de la vida, entonces vive de acuerdo a tu llamado. No te atrevas a darte por vencido."

Además de los conferencistas principales, la reunión ofreció una variedad de talleres sobre temas como el reclutamiento de donantes, lo básico de un centro de ayuda para embarazadas, alcanzando y ministrando a la comunidad, entrenando a nuevos directores y desarrollo de líderes.


Mickey Noah es un escritor de la Junta de Misiones Norteamericanas. Para descargar gratuitamente los materiales de la conferencia "La Invitación Sigue Abierta", visite www.nambforlife.net. Para obtener más información sobre el Proyecto Salmo 139, visite www.psalm139project.org.

Download Story