EDITORIAL: ¡Peligro! ¡Nade bajo su propio riesgo!

Por Fermín Whittaker, posted Thursday, June 10, 2010 (9 years ago)

FRESNO, Calif. (BP)--El pasado agosto fue una de las más emocionantes y relajantes ocasiones que yo había tenido en largo tiempo. Estaba en Hawái con mi esposa Carmen y pasé unos pocos días en lo que creemos es uno de los lugares más bellos sobre la Tierra.

Las islas me traen a la memoria el verano que pasé con mis padres en Providencia, Colombia cuando era un muchacho. El hermoso mar y las playas, el excelente entrenamiento de parte de mi abuelo en el arte de la pesca, y la cosecha de la caña de azúcar son recuerdos vívidos. Además de los grandes recuerdos que evocó, Hawái fue un gozo por sus hermosos escenarios y también por la gente de todas partes del mundo que encontré.

También tuve una experiencia allá que se relaciona conmigo espiritualmente. Había un rótulo en la playa que decía: "¡Peligro! ¡Medusas! ¡Nade bajo su propio riesgo!" Debido a que me topé con estas criaturas cuando era jovencito, opté por la piscina.

Se me ocurre que la belleza del agua nunca revela el peligro que hay debajo. Hay ocasiones cuando algo parece seguro, sin embargo escondido debajo se encuentra un peligro extremo.

He visto el resultado de no prestarle atención a las señales de peligro -- crisis, rechazo, quebrantamiento, soledad e inclusive muerte. Hay peligro en todo nuestro derredor. Sin embargo, hay consuelo en saber que no estamos solos. -- La presencia de Dios está con nosotros.

No se desespere frente a los peligros. Recuerde que el dolor causado por la medusa puede ser aliviado con el tratamiento apropiado.

Solamente descanse en el poder y la presencia de un Dios amoroso.


Fermín Whittaker es el director ejecutivo de la Convención Bautista del Sur en California. Los materiales en español publicados por esta convención se encuentran en http://www.csbc.com/languageresources.

Download Story