Los antiabortistas desalentados por la propuesta de reforma sanitaria

WASHINGTON (BP)--El domingo, la Cámara de Representantes aprobó, por un pequeño margen de diferencia, una controversial propuesta de ley sobre la reforma sanitaria, desilusionando profundamente a los estadounidenses que está en contra del aborto, quienes esperaban que unos cuantos demócratas bloquearían la legislación que dicen permite que haya fondos federales para los abortos y probablemente aumente la tasa de este procedimiento.

Con tan sólo los demócratas votando a favor, la Cámara aprobó una versión para el Senado de la reforma sanitaria, con una votación de 219 contra 212. Treinta y cuatro demócratas se unieron a los 178 republicanos que votaron en contra de la medida.

El Presidente Obama firmó la propuesta el martes.

La cerrada votación sobre la masiva medida del cuidado de la salud, la cual se espera que cueste -- cuando se combine con la propuesta de reconciliación -- $940 mil millones en 10 años, fue asegurada desde temprano ese día. Se anunció que el Rep. de Michigan, Bart Stupak, quien había liderado entre los demócratas el esfuerzo para evitar que hubiera fondos federales para el aborto, junto con seis aliados, según reportó The Washington Post, acordaron que Obama emitiría una propuesta de orden ejecutiva después de que firmara la propuesta de ley.

La propuesta de ley para el Senado "mantiene la ley actual," pero la orden ejecutiva pendiente "provee garantías para asegurarse" que se aplique la prohibición de que haya fondos federales para el aborto, dijo la Casa Blanca. Stupak dijo en una declaración escrita que la orden "sostiene el principio de que los fondos federales no deben ser usados para subsidiar la cobertura de abortos."

Sin embargo, los partidarios antiabortistas, dentro y fuera de la Cámara, negaron que la propuesta del Senado prohíba que haya apoyo de los contribuyentes para el aborto y rechazó la propuesta orden ejecutiva calificándola como inefectiva. Señalaron que el presidente pudiera anular su orden en cualquier momento y argumentaron que las cortes federales pudieran fallar a favor del lenguaje de la ley, no así en la orden ejecutiva. Algunos también expresaron un profundo desaliento por Stupak.

Richard Land, un bautista del sur especialista en ética, dijo que los estadounidenses antiabortistas "están justamente disgustados y desilusionados" con la acción de Stupak.

"Los antiabortistas están justificados en su furia, ya que aparentemente fue Stupak y su coalición demócrata antiabortista quienes proveyeron el margen para la victoria de la reforma sanitaria de Obama," dijo Land, presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa. La "patética defensa de que la orden ejecutiva del Presidente Obama será suficiente para proteger a los bebés nonatos en esta nueva ley raya en la credulidad. Es equivalente a decir que un bikini puede cubrir el cuerpo de la mujer más gorda del circo. La orden ejecutiva es insuficiente y no conlleva la fuerza de la ley equivalente a la de la legislación."

El Comité Nacional del Derecho a la Vida (NRLC, por sus siglas en inglés) dijo que la orden ejecutiva "no cambia nada. No corrige ninguna de las serias provisiones abortistas de la propuesta de ley. El presidente no puede enmendar una propuesta de ley al emitir una orden, y las cortes federales aplicarán lo que diga la ley."

En la ley recientemente aprobada, la orden ejecutiva tampoco corrige la falta de protección para la libertad de conciencia de los empleados médicos antiabortistas, según señaló la CELR.

La propuesta de ley permite el financiamiento de planes de seguro médico que cubren abortos voluntarios, revirtiendo una póliza federal vigente desde hace muchos años. Los planes de seguro médico del Congreso, por ejemplo, no pueden cubrir abortos. La propuesta exige que cualquiera que tenga un plan que cubre abortos –- incluso hombres y ancianas- deba pagar una cuota por separado para cubrir el aborto, además del deducible (premium).

La legislación también otorga $7 mil millones a los más de 1,200 centros comunitarios de salud sin estipular que el dinero no puede usarse para abortos voluntarios, dicen las organizaciones antiabortistas. Planned Parenthood, el mayor proveedor de abortos en el país, apoyó la propuesta de ley y argumentó que "aumentaría significativamente el acceso al cuidado de la salud reproductiva."

Durante una conferencia de prensa, Stupak dijo que la orden ejecutiva pudiera asegurar que los dólares federales no vayan hacia el financiamiento de abortos en los centros comunitarios de salud. Stupak también dijo que la orden pudiera fortalecer las protecciones a la conciencia de los empleados de cuidado médico.

Generalmente, los grupos que se oponen al aborto se han dividido en dos campamentos al teorizar cómo impactará la propuesta de ley a las tasas de aborto en la nación. La CNDV y otros argumentan que la nación probablemente verá un aumento en los abortos porque las mujeres de escasos recursos que actualmente no tienen seguro médico ahora podrán usar subsidios de impuestos para comprar planes que cubran los abortos voluntarios, haciendo que este procedimiento sea costeable y más accesible. Por el otro lado, los Demócratas a Favor de la Vida dicen que la tasa del aborto probablemente disminuirá porque las mujeres sin seguro médico que antes hubieran tenido un aborto por razones financieras probablemente no lo hagan ahora porque ellas y su bebé tendrán cobertura médica.


Compilado por Tom Strode, el jefe del buró en Washington de Baptist Press, con reportaje de Michael Foust, editor asistente de Baptist Press.

Download Story