ANÁLISIS: ¿Qué significan los números -- está la CBS en declinación? Primera parte: Membresía y Bautismos

NOTA DEL EDITOR: El siguiente es el segundo de cuatro artículos que hablan de la investigación que ha sido publicada en el último año o un poco más acerca de la gente de fe en EE. UU. Las series examinan el cristianismo en EE. UU, qué significan los números para la Convención Bautista del Sur y la huella de los votantes evangélicos en la plaza pública. Este y el tercer artículo examinan la CBS.

NASHVILLE, Tenn. (BP)--En abril de este año, el Perfil Anual de la Iglesia (ACP por sus siglas en inglés) de la Convención Bautista del Sur se publicó y mostró declinación en la membresía (-0.20 por ciento). Fue la segunda caída consecutiva (-0.24 por ciento en el 2007), y la cuarta en la historia de la CBS. En 1998, la membresía cayó 1.02 por ciento pero incrementó al año siguiente, sin embargo, no se recobró de ese 1.02 por ciento hasta el 2000. Anteriormente a esta, la última caída en la membresía tuvo lugar en 1926.

El reporte de la ACP también mostró el cuarto año consecutivo de declinación en bautismos que registró el total más bajo (342,198) desde 1987 (338,495). Los bautistas del sur bautizaron 376.085 en 1950, y en 58 años (hasta el 2008), alcanzaron la cifra más alta de 445.725 en 1972 y una baja de 336.050 en 1978, y no hace mucho tiempo, experimentaron cuatro años consecutivos en los cuales los bautismos alcanzaron 400.000 (1997-2000).

¿Qué significan estos números?

¿Está declinando la Convención Bautista del Sur o algo más en el trabajo?

De 1961 a 1998, las iglesias de la Convención Bautista del Sur crecieron en membresía un 59 por ciento, de 9,978.000 a 15,851.356, mientras que el término medio de la membresía de las principales iglesias colapsó:

-- Los metodistas cayeron de 11,709.629 a 8,500.000 (-27 por ciento)

-- Los episcopales descendieron por un 28 por ciento, 3,500.000 a 2,500.000

-- La Iglesia Presbiteriana de EE. UU. registró 4,000.000 miembros en 1965 y en 1999 contó 2,600.000; una disminución de cerca del 36 por ciento

-- La membresía en la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo) declinó precipitosamente, de 1,800.000 a 879.000, o sea un 51 por ciento

La sabiduría convencional dijo que la teología liberal y el ecumenismo eran las causas de que las principales iglesias declinaran, y en el 2002 la afiliada católica Glenmary Research Center Institute confirmó este concepto, (http://www.bpnews.net/bpnews.asp?id=14339).

Recientemente, otras denominaciones conocidas como "conservadoras" han continuado su crecimiento de acuerdo a la última edición del Anuario de Iglesias Estadounidenses y Canadienses, publicado por el liberal Concilio Nacional de Iglesias.

Entonces, ¿por qué la caída en la membresía de la CBS? ¿Cuál podría ser la causa de un crecimiento anémico en la última década?

¿Podrían los factores no espirituales estar constriñendo los bautismos?

¿Hay influencias en juego que podrían afectar tanto los bautismos como el crecimiento?

MEMBRESÍA

Desde 1998, cuando la CBS experimentó su primera declinación de la membresía en la era moderna, la membresía en las iglesias de la CBS ha mostrado señales de estabilización:

1999 15,851.756, alza 0.78 por ciento

2000 15,960.308, alza 0.68 por ciento

2001 16,052.920, alza 0.58 por ciento

2002 16,137.736, alza 0.53 por ciento

2003 16,205.050, alza 0.42 por ciento

2004 16,267.494, alza 0.39 por ciento

2005 16,270.315, alza 0.02 por ciento

2006 16,306.246, alza 0.22 por ciento

2007 16,266.920, baja 0.24 por ciento

2008 16,228.438, baja 0.20 por ciento

Aisladamente, los datos de ACP podrían ser interpretados como una sugerencia de que la CBS está declinando. Sin embargo, cuando la información de ACP es examinada en contra de la investigación conducida por la Oficina del Censo de EE. UU., es evidente que los cambios demográficos en nuestro país han sido la mayor fuerza modeladora de los números de nuestra membresía, no metodologías desactualizadas ni brecha generacional en el liderazgo de nuestras iglesias e instituciones.

Los datos muestran que los números de la membresía y los bautismos son en gran parte el producto de una declinación del índice de natalidad entre los blancos además de la sub-urbanización de EE. UU. Esto es para no decir que tales estudios demográficos predominan sobre el poder del evangelio. Sí sugiere que si vamos a continuar creciendo, necesitamos cambiar nuestra estrategia de iniciación de iglesias para darnos una mejor oportunidad de compartir el evangelio con los perdidos.

Considere, por ejemplo, la tendencia en los números para la población blanca en EE. UU.

No debiera sorprender que mucho de la CBS es predominantemente un compañerismo anglo. Esto no es para degradar los esfuerzos vitales e intencionales por mejorar la diversidad étnica de nuestro compañerismo (encontrará más datos más adelante), pero en términos de "mercadear" un mensaje, hasta hace poco, la CBS esencialmente fijó su éxito en el crecimiento del alcance de uno de los segmentos de la población estadounidense (hasta 1951, nos restringimos a ser una denominación "abarcadora del sur"). El crecimiento en este objetivo de mercado tuvo su auge después de la Segunda Guerra Mundial, pero ahora ha comenzado a disminuir en términos de verdadero crecimiento. Ahora, con un índice de natalidad de 1.9 por mujer anglo, con un significado de "menos nacimientos de los necesarios para 'reemplazar' a la madre y al padre en la población," se espera que la población blanca, no hispana de EE. UU. alcance el máximo y luego caiga, realmente declinando en número después del 2030. Aquí se muestra la tendencia:

1960 158.8 millones

1970 169.0 millones (incremento de 10.2 millones)

1980 180.3 millones (incremento de 11.3 millones)

1990 188.1 millones (incremento de 7.8 millones)

2000 194.6 millones (incremento de 6.5 millones)

2008 199.8 millones (incremento de 5.2 millones)

(http://www.bpnews.net/pdf/Whitepopulation.pdf -- Figure 3.1, p. 75, U.S. Census Bureau, "Demographic Trends in the 20th Century." Este dato de gráfico numérico de todos los blancos incluye a los hispanos blancos y no solamente a los blancos no hispanos. Con solamente blancos no hispanos, el esquema se desvanece aun más cuando se acerca el año 2000.)

El crecimiento en la membresía de la CBS ha seguido una tendencia similar, con un auge en la década de los 50s hasta la década de los 90s, engrosamiento por década, respectivamente: 2.65 millones, 1.9 millón, 2.0 millones, 1.44 millón y 0.9 millón. En los pasados ocho años, una ganancia neta de 268.130 miembros ha sido añadida a la lista. (http://www.bpnews.net/pdf/TharpMembership.pdf -- Figure 1, p. 1, J. Clifford Tharp, Jr., "Reflections on Southern Baptist Membership")

Un análisis cuantitativo confirmará lo que es evidente a la vista al comparar los dos gráficos: La tendencia para la población blanca no hispana en EE. UU. y para la membresía de la CBS comparten en gran parte el mismo curso.

El otro cambio demográfico que está impactando grandemente el crecimiento de la CBS es la tremenda migración que sucede en EE. UU. -- por aquellos que ya están dentro de sus fronteras.

En 1950, cerca del 56.1 por ciento de la población vivía en el área metropolitana (la ciudad céntrica más los suburbios), pero para el 2000, hubo un surgimiento de 80.3 por ciento que vivía en esas mayores concentraciones.

En contraste, en 1950, las iglesias de la CBS se encontraban principalmente en las ciudades y las áreas rurales del sur, y en el 2000, cerca del 50 por ciento de las iglesias de la CBS todavía estaban ubicadas afuera de las áreas metropolitanas y además se localizaban más en el sur.

Lo que parece surgir de toda la información es que la respuesta tiene menos que ver con una nueva metodología de cómo hacer iglesia, y más que ver con "¡ubicación, ubicación, ubicación!"

Esto no es para sugerir que las iglesias de las áreas rurales no sean vitales o viables o vibrantes. Hay creyentes en el área rural de este país que todavía necesitan ser discipulados y ministrados, y quienes están en necesidad de llegar a los perdidos que continúan poblando todas las áreas de EE. UU, incluyendo los condados rurales.

Además, estas son las congregaciones que han sido fieles compañeras las unas de las otras, año tras año apoyando los ministerios bautistas del sur -- locales, estatales y nacionales.

Sin embargo, si el 80 por ciento de la población ahora vive en un área metropolitana, la CBS necesita colocar un mayor énfasis en un plan coordinado e intencional para la iniciación de iglesias en estos poblados lugares.

Asimismo, si la población de blancos está declinando como un porcentaje del total de la población, ¿no tendría la CBS que hacer más para alcanzar los grupos minoritarios?

Del 2000 al 2004, 1 de 2 nuevos estadounidenses era hispano, y la Oficina del Censo predice que para el 2050, los hispanos compondrán el 30 por ciento de la población estadounidense (más del doble del 15 por ciento en el 2008) y que la población negra crecerá durante el mismo período del 14 al 15 por ciento. Los asiáticos aumentarán del 5.1 al 9.2 por ciento. En contraste, los blancos disminuirán en proporción del 66 al 46 por ciento.

Al final, ¿equivale toda esta información al declive de una denominación?

No necesariamente.

De hecho, en relación con el incremento de la diversidad de las etnias dentro de nuestro rango, la CBS parece haber cambiado de dirección el barco o por lo menos se ve el giro de la proa hacia la dirección correcta.

En 1998, la Junta de Misiones Norteamericanas registró que había más de 44.949 iglesias e iglesias tipo misión en la CBS, 6.048 (ó 13.5 por ciento) auto-identificadas como predominantemente étnicas y 38.901 predominantemente anglo. La membresía estaba calculada en 637.934 (étnicas) y 14,700.709 (anglo), respectivamente.

Para el 2005, las congregaciones anglo habían crecido por 1.267, representando un incremento en la membresía de 364.367. Mientras tanto, las iglesias étnicas habían surgido por 2.668 en números y 567.524 en miembros

(NOTA: Debido a que la información no es captada sobre miembros individuales, no es posible saber la composición étnica exacta de la membresía de la CBS. Algunas congregaciones anglo tienen un gran número de miembros pertenecientes a grupos étnicos. De la misma manera, las congregaciones étnicas incluirían a algunos que se llamarían a sí mismos "anglos.")

En los tres grupos más grande de iglesias predominantemente étnicas:

-- Las congregaciones afroamericanas dieron un salto de más de un 59 por ciento en número (1.131) con un incremento de una membresía de asistentes de casi 118 por ciento (410.524).

-- Las iglesias hispanas incrementaron 852 (43 por ciento) y la membresía surgió en 61.438 (o cerca de un 54 por ciento).

-- Las asambleas asiáticas aumentaron en números reales 393, ó 34 por ciento en crecimiento, y en membresía real 60,429, o a un tremendo 77 por ciento.

En solamente siete años, la membresía étnica se expandió del 4.2 por ciento de la membresía de la CBS a un 7.4 por ciento de los hombres, mujeres, chicos y chicas dentro de nuestras iglesias.

Es necesario más trabajo para asegurar que los bautistas del sur estén alcanzando a la población dentro de nuestra "Jerusalén y Judea," pero estos números son un buen presagio para el futuro crecimiento de nuestra convención.

Por otra parte, los bautistas del sur deben ser alentados por otras investigaciones, tanto de fuentes cristianas como seculares:

-- Un estudio del Seminario Teológico Bautista Southern del 2001 reportó que 8 de cada 10 participantes entrevistados de fuera de la iglesia para este estudio de siete años dijeron que aceptarían una invitación para asistir a la iglesia si se les pidiera.

-- La Encuesta del Panorama Religioso de EE. UU. del 2007, reportó que los adultos no afiliados constituyen el 16 por ciento de la población, pero también descubrieron que entre los que fueron criados sin afiliación (agnósticos, ateos y los que no se identifican con ninguna religión), menos de la mitad permanecen sin afiliación -- lo que significa que MÁS DE LA MITAD están abiertos a la religión.

-- Un informe del 2009 de Recursos Cristianos LifeWay acerca de los jóvenes adultos que no asisten a la iglesia indicó que los "veinteañeros" están más abiertos que sus contrapartes mayores a escuchar más acerca del cristianismo y que están más conectados a las creencias históricas cristianas.

Con estas buenas nuevas combinadas con la información sobre el cambio de la población estadounidense, es fácil ver que el remedio para la restauración de la salud y el crecimiento de la CBS es tan simple como seguir el modelo del apóstol Pablo de llevar el mensaje a las multitudes que ya están congregadas.

Si no: "¿cómo podrán oír?"

BAUTISMOS

La sub-urbanización y el lento crecimiento de la población blanca no hispana ejerce la misma presión en los números de los bautismos que ejercen en los números de las membresías. Sin embargo, los números de los bautismos han sido particularmente impactados igualmente por la dramática y sostenida falta de nacimientos en EE. UU.

Históricamente, los bautistas del sur han sido particularmente exitosos en evangelizar a la juventud y a los pre-adultos, típicamente alcanzan en orden descendente a los de 9 a 11 años, 6 a 8 años y 12 a 17 años. No obstante, de acuerdo a la investigación compilada en el 2000 por Philip B. Jones de la NAMB, ha habido un cambio notable en los grupos de edades alcanzados más frecuentemente por los bautistas del sur. En 1971, el 68 por ciento de los nuevos creyentes bautizados por los bautistas del sur tenían 18 años o menos. Para 1983, ese número había descendido a un 53 por ciento y se había estabilizado alrededor de un 55 por ciento desde entonces.

¿Qué explica tal cambio?

Jones explicó en su estudio del 2000 que "aumentos o disminuciones en los bautismos en cualquier grupo de edad están más en función de los cambios de la población de EE. UU. que en cambios en la manera en la que las iglesias bautistas del sur enfatizan o implementan la evangelización."

En otras palabras, entre menos se apunte hacia la población de los grupos de edades menores menos conversiones y menos bautismos entre aquellos de 18 años y menores.

De hecho, es notable que los bautistas del sur hayan sido capaces de permanecer bastante estables en los bautismos por tan largo tiempo, dada la declinación a largo plazo en los nacimientos en EE. UU y por lo menos tres recesiones (1950, 1990 y 2000), en la población de edades entre los 5 y los 19 años que históricamente ha sido la más fructífera de los esfuerzos evangelizadores de los bautistas del sur (http://www.bpnews.net/pdf/AmericansByAge.pdf -- Figure 2.4, p. 56, Census Bureau, "Demographic Trends in the 20th Century.")

Desde el clímax en 1957 (4.308,000 nacimientos, a una tasa de 25.3 por población de 1.000), los nacimientos en EE. UU. han caído en picada en números reales tan bajo como 3,136.965 (14.9 por ciento en 1.000) en 1973 (escasamente una década después de la invención de la píldora anticonceptiva, y el mismo año en el que la Corte Suprema decretó en Roe contra Wade legalizar el aborto en todo el país).

Cualquiera que hayan sido las causas de la brusca caída en la natalidad, lo que se desarrolló fue una especie de efecto de doble "bañera" desde 1957 hasta el 2005, lo cual está demostrado gráficamente por Kenneth W. Gronbach en su libro, "The Age Curve." Dos descensos aparecen en el área trazada de la información: Uno es un dramático gran descenso de 1957 a 1990 y otro más pequeño de 1990 al 2005. (http://www.bpnews.net/pdf/LiveBirths.pdf -- Figure 1-1, p. 9, "The Age Curve")

Gronbach evalúa el dato en términos de negocios, pero sus observaciones son relevantes para los bautistas del sur:

"Los comerciantes parecen ignorar el hecho de que el tamaño de la generación es también el tamaño del mercado," escribió. "Y los comerciantes no se dan cuenta de que el envejecer y el movimiento generacional son consistentes.

"Podemos acelerarlos y podemos desacelerarlos. Cada mercado tiene nicho o 'mejor cliente' que sustenta un negocio. A medida que los clientes aumentan, un comerciante inteligente estará al frente de ellos…, concluyó.

PENSAMIENTOS DE CIERRE

Durante mucho tiempo, los números producidos por ACP han sido usados aisladamente para evaluar con base al valor nominal la efectividad evangelizadora de nuestras iglesias. Desafortunadamente, lo que mayormente ha resultado son conclusiones superficiales y llamados a abandonar lo que se describe ampliamente como "las metodologías de los 50s."

Lo que en su lugar se necesitaba -- y se necesita ahora -- es un robusto interrogatorio acerca de los números y un examen completo de la información en contexto con la otra información para desarrollar un plan estratégico efectivo para la evangelización cooperativa y la iniciación de iglesias.

Algunos hombres conocedores han desarrollado antes este punto.

Cliff Tharp, estadista del Perfil Anual de la Iglesia para LifeWay (ahora pensionado), publicó dos artículos en el 2005, "Reflections on Southern Baptist Membership" (Reflexiones sobre la Membresía Bautista del Sur) (http://www.bpnews.net/pdf/TharpMembership.pdf) y "Reflections on Southern Baptist Baptisms" (Reflexiones sobre los Bautismos Bautistas del Sur) (http://www.bpnews.net/pdf/TharpBaptisms.pdf) que se le debería requerir leerlos a cualquiera que hiciera propuestas sobre cómo caminar hacia delante como convención. Aun antes (2000), el estadista de la NAMB: Philip B. Jones (también retirado) usó información sobre cambios demográficos en EE. UU. para desarrollar un particular artículo relevante para los bautistas del sur: "Strategic Planning Indicators" (Indicadores de Planeamiento Estratégico) (http://www.bpnews.net/pdf/JonesBaptisms.pdf).

Es desafortunado que ninguno de estos estadistas parezca haber prevalecido para informarles a los líderes de la CBS. Los trabajos de Tharp y de Jones pudieran haber ayudado a movilizar la CBS mucho más para ahora ir hacia adelante en mejorar la salud y el crecimiento de la convención.

También desafortunado es el reclamo retórico del problema de la CBS que estamos usando las metodologías de los 50s en el siglo XXI. Algunos, al lanzar una supuesta necesidad de adoptar metodologías de "taberna", habrían hecho creer que los bautistas del sur todavía usan "franelógrafos" para alcanzar a los perdidos.

La realidad es que abandonamos algunos principios perdurables de metodologías probadas acerca de cómo iniciar iglesias y alcanzar a los perdidos.

Lo que se llamaba unidades de vecindario de Escuela Dominical son llamadas iglesias casa en China, y esta metodología está facilitando el extraordinario crecimiento de los evangélicos, algunos estiman que 30.000 al día o más, en un país hostil al cristianismo -- o por lo menos hostil a ese cristianismo que no está aprobado por el gobierno.

Igualmente, los bautistas del sur abandonaron la Training Union (Unión de Entrenamiento) el cual era un efectivo método para intencionalmente enseñar nuestras creencias entretanto también se desarrollaba lealtad a las causas bautistas del sur. El asunto no es "estilo" o "forma" o "Unión de Entrenamiento" sino un asunto de actuar deliberada y vigorosamente para uniformar y equipar nuestra membresía en forma de programa con el fin de asegurar que habrá una próxima generación para sobreedificar y para incrementar el trabajo de los bautistas del sur.

SIGUIENTE: ¿Está la CBS envejeciendo y perdiendo a sus líderes jóvenes?


Will Hall es el director ejecutivo de Baptist Press.

Download Story