Se lanza en Florida la campaña ‘Matrimonios Fuertes’

Por James A. Smith Jr., posted Friday, February 20, 2009 (10 years ago)

TALLAHASSEE, Fla. (BP)--El hombre que dirigió el exitoso esfuerzo por enmendar la constitución de Florida el año pasado para así proteger el matrimonio tradicional dice que ahora es el turno de los pastores, las iglesias y los cristianos individualmente para examinar sus propios matrimonios, haciéndose “las preguntas difíciles” acerca de la elevada tasa de divorcios en el estado de Florida.

John Stemberger, presidente de Florida Family Policy Council, al anunciar una campaña de “Matrimonios Fuertes en Florida,” dijo que la iniciativa tiene la meta de reducir en un 10 por ciento la tasa de divorcios en ese estado, ahorrando a los contribuyentes $100 millones anuales.

Otras metas de la campaña (de acuerdo con su página en internet www.Yes2Marriage.org) son el aumentar el número de parejas que reciben consejería prematrimonial, fortalecer a los matrimonios ya existentes y crear una conciencia comunitaria que celebre el matrimonio.

Florida es el estado líder en divorcios, según datos provisionales suministrados por los Reportes de Estadísticas Vitales Nacionales 2007 del Centro para el Control de las Enfermedades, el cual incluye datos para casi todos los estados, excepto California y otros estados “que no reportan.” Según el reporte de datos del CCE, Texas tiene el segundo lugar en divorcios, con 79,469, luego de Florida, con 86,387.

Aunque la campaña de Matrimonios Fuertes en Florida a final de cuentas quiere ciertos cambios en la política pública -- incluyendo la modificación del divorcio “sin culpa” -- Stemberger dijo que su enfoque primordial es en lo que las iglesias pueden hacer para impactar de manera positiva al matrimonio.

Según Stemberger, en 1969 el Gobernador de California, Ronald Reagan, firmó la primera ley de divorcio sin culpa en el país, la cual fue adoptada rápidamente por todos los estados, con la excepción de Nueva York.

“El divorcio sin culpa ha sido un desastre sociológico,” dijo Stemberger durante una conferencia de prensa el 3 de febrero en Tallahassee. “Es responsable de que haya madres solteras más pobres, más padres irresponsables que se van cuando les place, más familias rotas y niños cuyas vidas han sido destruidas.”

La gente puede “salirse del matrimonio con más facilidad que cancelar una tarjeta de crédito,” dijo Stemberger. “Algo anda mal en esto, ya que el matrimonio es la principal institución social.”

Con una mayor tasa de divorcios que en otros estados más poblados, Stemberger dijo que los más de 80 mil divorcios anuales en Florida conllevan un gran costo para las familias así como para la sociedad.

“La fragmentación familiar que resulta del divorcio y el nacimiento de hijos fuera del matrimonio tiene un enorme costo social—costos humanos y financieros,” dijo. “Tenemos costos sociales que involucran a los hijos y los efectos que tiene en ellos, costos de negocios -- menor productividad, menor ganancia -- y la enorme carga para los contribuyentes y en los ingresos del estado.”

Stemberger citó un estudio hecho en el 2008 dado a conocer por el Instituto para los Valores Americanos y otras organizaciones que encontraron que Florida gasta $1,900 millones anuales en divorcios, familias fragmentadas y matrimonios inestables. El costo para la nación es de por lo menos $112 mil millones anuales, según el estudio.

Dos partidarios del matrimonio se unieron a Stemberger en la conferencia de prensa, Richard Albertson y Mike McManus.

Albertson, que trabaja con la organización Live the Life Ministries en Tallahasse, ha sido la persona clave en crear una política de matrimonio en la comunidad adoptada por 70 iglesias de varias denominaciones. Las iglesias se han unido para exigir ciertas prácticas de consejería prematrimonial y otros pasos para los prospectos cónyuges.

En la década desde que se creó la política, la tasa de divorcio ha bajado casi 30 por ciento en el Condado León, según Albertson, creando que por primera vez en 20 años el número de divorcios sea menor de 1,000 en 2007.

“La gente de todo tipo de trasfondo en el condado están uniéndose a un creciente movimiento por el matrimonio,” dijo Albertson. “Están revirtiendo la marea en docenas de ciudades...probando que si actuamos, si podemos trabajar juntos, podemos restaurar el matrimonio como la institución atesorada que una vez fuera.”

El columnista independiente Mike McManus, un líder nacional en el movimiento a favor del matrimonio, dijo que se necesita una estrategia pastoral “de golpe a la derecha, golpe a la izquierda” y una estrategia de política pública para revertir el divorcio en los EE UU.

El autor de “Marriage Savers” y otros libros acerca del matrimonio y el divorcio, McManus ha ayudado a más de 2000 ciudades a crear políticas comunitarias a favor del matrimonio como la que se usa en Tallahassee. En esas ciudades, las tasas de divorcios han disminuido un promedio de 17 por ciento, según McManus, con algunas ciudades como Austin, Texas y Kansas City, Kansas, bajando un 50 por ciento.

“Es importante que la cultura y la política trabajen en cooperación para obtener los mejores resultados para proteger a los niños y a las familias,” dijo McManus.

Aunque Stemberger no ofreció una legislación que le gustaría que la legislatura de Florida aprobara, McManus dijo que los tipos de cambios en la política pública que pudieran revertir las tendencias en el divorcio incluyen periodos de espera antes de otorgar un divorcio, aumentar las horas de consejería prematrimonial, exigir que las parejas tomen los inventarios prematrimoniales, y la modificación de la ley del divorcio sin culpa para que se requiera el mutuo consentimiento en matrimonios con hijos menores, con ciertas excepciones.

También Bill Bunkley, consultor legislativo para la Convención Bautista de Florida, y Mike McCarron, director ejecutivo de la Conferencia Católica de Florida, hablaron en la conferencia de prensa para ofrecer su apoyo a la campaña de Matrimonios Fuertes de este estado.

“Estamos emocionados por cualquier cosa que fortalezca a las familias. Estamos emocionados acerca de cualquier cosa que ayude a las familias a permanecer unidas,” dijo Bunkley, señalando que la convención estatal todavía está evaluando el paquete general.

Stemberger dijo que a su grupo le gustaría que toda iglesia en Florida mostrara ‘Fireproof,’ la película a favor del matrimonio producida por una iglesia bautista en Georgia en el 2008, y protagonizada por Kirk Cameron.

Dijo que en los próximos tres años FFPC espera ayudar a comenzar 12 organizaciones comunitarias a favor del matrimonio por todo el estado.

“No tenemos más dinero para solucionar problemas...Tenemos que aplicar soluciones valientes para solucionar problemas difíciles y pedirle a los legisladores públicos así como a los líderes públicos y pastores que se unan a la causa y realmente vean este asunto seriamente y hagan algo al respecto,” dijo Stemberger.


James A. Smith Sr. es el editor ejecutivo del diario Florida Baptist Witness (www.floridabaptistwitness.com).

Download Story