Carta abierta a los bautistas del sur: ‘día oscuro puede ser el día más brillante’

NASHVILLE, Tenn. (BP)--A pesar de la conmoción financiera de la nación, “la generosidad de un incontable número de hombres y mujeres que se sientan en las bancas de nuestras iglesias” es evidente, apuntaron los líderes de las 11 entidades de la CBS y su grupo auxiliar de mujeres en una carta abierta a los bautistas del sur el 16 de febrero.

Las circunstancias difíciles a menudo son “la plataforma en la cual Dios muestra su actividad sobrenatural,” anotaron los líderes bautistas.” “Lo que para muchos parece un día oscuro puede ser el día más brillante que hayamos visto para alcanzar esta generación para Cristo.”

La carta abierta fue leída por el presidente del Comité Ejecutivo de la CBS Morris H. Chapman durante la sesión de apertura del 16 y 17 de febrero del CE reunida en Nashville, Tennessee. Publicada a través del Concilio de la Gran Comisión, que consiste en los presidentes de las entidades de la CBS y de la directora ejecutiva Unión Femenil Misionera, la carta también fue firmada por el pastor del área de Atlanta Johnny Hunt, presidente de la Convención Bautista del Sur, y Randall L. James de Florida, presidente de la junta directiva del Comité Ejecutivo de la CBS.

La carta fue redactada cuando la donación del Programa Cooperativo es de 0.81 por ciento con antelación a la fecha de la donación del 2008 en apoyo a los ministerios globales y de Norte América de los bautistas del sur.

Daniel L. Akin, presidente de la junta directiva del Concilio de la Gran Comisión y presidente del Seminario Teológico Bautista Southeastern, designó un equipo de tres miembros para que redactaran la carta a nombre del concilio: Morris H. Chapman; Charles S. Kelley Jr., presidente del Seminario Teológico Bautista de New Orleans y Richard D. Land, presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética.

“Los presidentes de las entidades de su Convención Bautista del Sur estamos muy concientes de la necesidad de ejercitar una sabia mayordomía durante estos difíciles días,” dicen los líderes en la carta. Ellos anotaron, por ejemplo, que los misioneros de la Junta Internacional de Misiones enfrentan “una significativa depreciación de sus recursos” en medio de una declinación global del dólar. Los seis seminarios de la CBS, mientras tanto, han visto declinar sus donaciones y, como resultado, son menos capaces de mantener bajos los costos de colegiatura de los estudiantes.

A través del Programa Cooperativo, “miles de iglesias se han comprometido a trabajar juntas por las causas del Reino,” anotaron los líderes. “Los desafíos económicos pueden ser grandes -- y los son -- pero nuestro Dios es mayor… Pactemos juntos confiar en el Señor con todo nuestro corazón, orar fervientemente, dar voluntariamente y mirar hacia delante con expectación.”

El texto completo de la carta abierta es como sigue:

16 de febrero del 2009

Queridos Bautistas del Sur:

Nuestra nación ha experimentado un repentino y abruto declive económico. Los presidentes de las entidades de su Convención Bautista del Sur estamos muy concientes de la necesidad de ejercitar una sabia mayordomía durante estos difíciles días. Los bautistas del sur han permanecido fieles en dar para los propósitos del Reino a pesar del colapso en la confianza del consumidor que sacude nuestra nación. Encomiamos la generosidad de un incontable número de hombres y mujeres que se sientan en las bancas de nuestras iglesias y humildemente reconocemos su obediencia llena de fe al Señor. Aun contando con tal sacrificado dar, las entidades de nuestra CBS enfrentan retos financieros de una naturaleza sin precedentes. Estamos trabajando estrechamente con nuestros respectivos consejos administrativos para que los gastos estén de acuerdo con los recursos disponibles. Creemos que es sabio y prudente hacerlo así. Al mismo tiempo, seguimos confiando que nuestro Dios continuará proveyendo para cada necesidad de acuerdo a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús, nuestro Señor.

El predicador e historiado de la iglesia Lewis Drummond una vez preguntó si estaríamos dispuestos a ver nuestro país de rodillas financieramente si eso es lo que se necesitara para que hubiera un reavivamiento en EE. UU. Este puede ser ese día. Financieramente, nuestra nación está de rodillas. Las circunstancias difíciles, como la actual crisis mundial, a menudo son la plataforma en la cual Dios muestra su actividad sobrenatural. Lo que a muchos les parece un día oscuro puede ser el día más brillante que jamás hayamos visto para alcanzar esta generación para Cristo.

Su Concilio de la Gran Comisión (GCC por sus siglas en inglés) está comprendido por los presidentes de nuestras dos juntas de misiones, nuestros seis seminarios, LifeWay, GuideStone, la Comisión de Libertad Religiosa y Ética, el Comité Ejecutivo y la directora ejecutiva de la Unión Femenil Misionera. Cada miembro del GCC uniformemente cree que el Programa Cooperativo sigue siendo el regalo especial de Dios para que los bautistas del sur logren los propósitos del Reino de Dios. Desde su inicio, el Programa Cooperativo ha sido un canal a través del cual el Señor ha bendecido a otros. Provee un apoyo financiero confiable y consistente para nuestras misiones y ministerios mundiales.

El Programa Cooperativo existe debido a que miles de iglesias se han comprometido a trabajar juntas por las causas del Reino. Estamos convencidos de que juntos podemos lograr más de lo que podríamos hacer solos. Aunque cooperamos los unos con los otros, mantenemos un fuerte compromiso con el principio bíblico de autonomía de la iglesia local. Por lo tanto, cada iglesia determina por sí misma el porcentaje de sus diezmos y ofrendas que envía a las causas de la Convención.

Tanto los bautistas individuales como las iglesias bautistas tienen la oportunidad de practicar lo que Pablo llama la gracia de dar -- ese dar que no viene de nuestra abundancia, sino más bien de la abundancia de Dios. Cuando los bautistas del sur dan sus diezmos y ofrendas en forma individual a través de la iglesia local, hacen posible que su iglesia alcance a su comunidad con el mensaje de esperanza de Jesucristo. Cuando las iglesias locales envían un porcentaje de lo que reciben a través del Programa Cooperativo, les permite apoyar ministerios que van más allá de su propia Jerusalén. El milagro del Programa Cooperativo es que capacita a las iglesias de cualquier tamaño y descripción a participar equitativamente en el cumplimiento del mandato de Hechos 1:8. Cuando las iglesias dan a través del Programa Cooperativo, se unen a miles de otras iglesias bautistas del sur para alcanzar al perdido.

Hoy, el GCC cree que la Convención Bautista del Sur tiene una oportunidad de cooperación sin paralelo en la historia de nuestra Convención. Con la declinación del dólar en los mercados financieros del mundo, nuestros misioneros enfrentan una significativa depreciación de sus recursos. Hay una urgente necesidad de que los bautistas del sur sean fieles en el dar a través del Programa Cooperativo para la causa de las misiones internacionales y locales.

Nuestras instituciones educativas están enfrentando un reto inusual. Además de los fondos del Programa Cooperativo, nuestros seminarios dependen del ingreso generado por las donaciones. A medida que el mercado ha declinado, el ingreso de donaciones ha declinado con él. Por lo tanto, recibirán cantidades menores del fondo de donaciones para ayudar a sufragar los costos de colegiatura para los estudiantes. Una vez más, mientras continuemos dando a través del Programa Cooperativo, tendremos la oportunidad de ver a Dios llenando las necesidades de estos hombres y mujeres que se preparan para servir a través de nuestras iglesias y alrededor del mundo.

El GCC se mantiene unido en este esfuerzo -- ayudar a las iglesias en llevar a cabo los ministerios de la Gran Comisión a través del Programa Cooperativo. Reconocemos y enfatizamos la unidad esencial de todo nuestro trabajo de denominación en las diferentes convenciones estatales y en la Convención Bautista del Sur.

Para elevar el nivel de cooperación entre las entidades, las convenciones estatales y las iglesias de la Convención, debemos comprometernos de nuevo con nuestra responsabilidad de buscar primero el Reino de Dios. Una forma en que hacemos esto es dando a través del Programa Cooperativo para ayudar a alcanzar nuestro mundo para Cristo. Estos tiempos de dificultad económica les proveen a los bautistas del sur una maravillosa oportunidad de llevar su luz. Así como todos nosotros damos sacrificadamente para los propósitos de Dios, nosotros como miembros del GCC nos comprometemos con ustedes y con el Señor a poner en práctica la mayordomía más sabia posible de los recursos de Dios y a demostrar nuestra confianza en la suficiencia de Cristo.

Esperemos que la recesión sea de corta vida. No obstante, estamos comprometidos a seguir principios bíblicos de mayordomía y responsabilidad que creemos que nos ayudarán a emerger de la recesión con la fortaleza necesaria para continuar la expansión del evangelismo, la iniciación de iglesias, la educación teológica, las misiones locales y en el extranjero y la promoción de la libertad religiosa y ética que el Señor nos ha confiado. Queremos ser encontrados fieles en todas las cosas, tanto delante del Señor como de los bautistas del sur. Los desafíos económicos pueden ser muy grandes -- y lo son -- pero nuestro Dios es mayor. Él es capaz de hacer mucho más abundantemente de lo que pensamos o pedimos. Pactemos juntos confiar en el Señor con todo el corazón, orar fervientemente, dar voluntariamente y mirar hacia delante con expectación.

Daniel L. Akin, presidente de la junta directiva del Concilio de la Gran Comisión y presidente del Seminario Teológico Bautista Southeastern

Morris H. Chapman, presidente del Comité Ejecutivo de la CBS

Jerry A. Rankin, presidente de la Junta de Misiones Internacionales

Geoff Hammond, presidente de la Junta de Misiones Norteamericanas

O.S. Hawkins, presidente de Recursos Financieros GuideStone

Thom Rainer, presidente de Recursos Cristianos LifeWay

Richard D. Land, presidente de la comisión de Libertad Religiosa y Ética

Wanda S. Lee, directora ejecutiva de la Unión Femenil Misionera

Jeff Iorg, presidente del Seminario Teológico Bautista Golden

R. Philip Roberts, presidente del Seminario Teológico Bautista Midwestern

Charles S. Kelley Jr., presidente del Seminario Teológico Bautista New Orleans

R. Albert Mohler Jr., presidente del Seminario Teológico Bautista Southern

Paige Patterson, presidente del Seminario Teológico Bautista Southwestern

Johnny M. Hunt, presidente de la Convención Bautista del Sur

Randall L. James, presidente de la junta directiva del Comité Ejecutivo de la CBS


Art Toalston es editor de Baptist Press.

Download Story