Hunt: La turbulencia financiera puede producir reavivamiento

NASHVILLE, Tenn. (BP)--En medio de la penuria económica de la nación, los bautistas del sur tienen una oportunidad de mostrar a los incrédulos que lo que ellos han abrazado no es un cristianismo para practicarlo solo en las buenas, dijo el 16 de febrero Johnny Hunt, presidente de la Convención Bautista del Sur.

“Le agradezco a Dios que lo que el Señor Jesús ha hecho en nuestras vidas llegará hasta el final. La verdad es...que no es lo que va a venir en contra de nosotros lo que nos va a hacer o nos va quebrar, es lo que Dios ha puesto en nosotros y lo que escogemos hacer con eso,” dijo Hunt al Comité Ejecutivo de la CBS en Nashville, Tennessee.

Durante un discurso en la Casa de Representantes de Georgia, Hunt, pastor de la First Baptist Church de Woodstock en el área de Atlanta, dijo que oficiales del gobierno hicieron fila para preguntarle si la Biblia dice algo pertinente a las dificultades financieras que EE.UU. está enfrentando.

Hunt dijo que la Biblia es la más antigua colección de sabiduría, y que él la llama el paquete de estímulo de la iglesia.

“Si estamos buscando algo afuera que nos ayude, realmente lo que estamos diciendo es que lo que hemos recibido aquí no es suficiente,” dijo, mientras sostenía una Biblia.

El primer capítulo del libro de Job tiene la respuesta al por qué los creyentes pueden soportar los tiempos difíciles, dijo Hunt. Satanás preguntó que si Job le temía a Dios simplemente porque Dios había puesto un vallado de protección alrededor de él, y Hunt dijo que la misma pregunta se les podría hacer a los bautistas del sur y a los estadounidenses.

“En otras palabras, es fácil servirlo siempre y cuando estemos en nuestras buenas iglesias bautistas del sur, nuestras buenas oficinas, dondequiera que usted esté sirviendo y donde estemos protegidos,” dijo.

Pero la verdadera prueba llega cuando el sol ya no brilla más y el camino está marcado de sufrimiento. Esto es de lo que el mundo está pendiente. Quieren ver cómo responden los cristianos, dijo Hunt. Como preguntó Job, los bautistas del sur necesitan preguntarse a sí mismos: “¿Aceptaremos lo bueno de Dios y no aceptaremos la adversidad?”

Hunt luego pasó a mencionar ocho peticiones de oración extraídas del Salmo 119:33-40, en donde el salmista le pide a Dios que lo ayude a hacerle frente a la vida.

“Él le pide a Dios, y yo lo veo muy relacionado con donde estamos como denominación,” dijo Hunt.

Primero, hay una oración por educación, dijo, haciendo notar que el salmista es enseñable y tiene deseo de aprender.

“Además observen en su petición un tono de humildad y dependencia,” dijo. “Él ve a Dios como un camino a seguir, y dice: “Dios, deseo ardientemente que tú me eduques.’”

En el versículo 34, hay una oración por iluminación, dijo Hunt. Tres palabras predominantemente usadas en Salmos y Proverbios, dijo, son: conocimiento, entendimiento y sabiduría. Conocimiento es educación, pero entendimiento es conocimiento que se ha ejercitado en las realidades de la vida. La sabiduría, dijo, puede ser solamente dada por Dios, y puede ser dada a gente sin educación formal.

En el versículo 35, el salmista ora por dirección cuando pide: “Hazme andar por la senda de tus mandamientos, porque en ella me deleito.”

“Esa es la paradoja del salmista,” dijo Hunt. “¿Por qué pedirle al Señor que le ponga a hacer lo que le gusta hacer? Porque sabía que había una guerra entre la carne y el espíritu. Él entendía un poco sobre Romanos 7. “¿No es eso verdad en todos nosotros?”

Luego viene una oración por inclinación, en la cual el salmista le pide a Dios que establezca un patrón de consistencia en su vida y que lo ayude a evitar la codicia.

“Si hay un lugar en el que EE.UU. se ha inclinado y formado un altar y se ha quedado allí, es en el área de idolatría a la codicia,” dijo Hunt.

El salmista además expone una oración pidiendo atención, dijo Hunt, cuando le pide a Dios que le aparte los ojos de las cosas sin valor.

“¿Necesito decir algo más? Mi atención necesita enfocarse en la Palabra de Dios,” dijo Hunt. “…Las cosas pecaminosas nos atraen grandemente, y el salmista dijo: ‘Aparta mis ojos de mirar la vanidad,’”

En el versículo 38, hay una oración por realización.

“Cuando Isaías vio a Dios por lo que él era, la siguiente cosa que pasó fue que se vio a sí mismo por lo que él era,” dijo Hunt. “…Nunca nos vemos a nosotros mismos de la manera en la que Dios nos ve hasta que vemos a Dios como lo que Dios es. Y entonces cuando lo hacemos, no pensaremos tanto en nosotros mismos.”

El salmista además ora por protección cuando le pide a Dios que le quite el oprobio.

“Cargar oprobio es cargar vergüenza. El salmista le pide a Dios que proteja su testimonio. Él quiere ardientemente nunca deshonrar al Señor y traer vergüenza a su nombre,” dijo Hunt.

Finalmente, el salmista ora por anhelo. En otras palabras, deseaba vivir la clase de vida que descansa en la Palabra de Dios, y deseaba la transformación de una vida vivificada que solo Dios puede producir.

“El hombre que hace la petición es tan dependiente que a menos que Dios haga lo que está pidiendo, esto no será hecho,” dijo Hunt. “…Él está sentado sin hacer nada y no tiene la capacidad de llegar hasta donde está Dios para ser reavivado, y es como si dijera: ‘A menos que vengas a mí donde yo estoy y respires tu transformadora vida en mí, estaré exactamente aquí cuando regreses.’

“Siento como si algunas veces es ahí donde estamos como bautistas del sur. Necesitamos que el aliento transformador del Todopoderoso Dios venga donde estamos en nuestro declinar y que aliente en nosotros y nos ayude a estar de nuevo de pie y ser un ejército poderoso, una fuerza para la gloria de Dios.”

Aunque la crisis económica se ha desarrollado, Hunt dijo que él le ha dicho a la gente repetidamente que cree que Dios todavía tiene el control.

“Dios todavía está en su trono. Todavía gobierna. Todavía reina. No hay plaza vacante. Entonces, si ese es el caso, Dios todavía está a cargo, él nos está permitiendo ir a través de lo que estamos pasando,” dijo Hunt.

“Y a mi parecer, si él fuera a golpear a EE. UU. en cualquier lugar para lograr nuestra atención, el mejor lugar para comenzar sería en la cartera. Y si llevándonos de la recesión a la depresión él pudiera hacer que nos pusiéramos de rodillas de nuevo y ayudarnos a que nos diéramos cuenta de nuestra necesidad de él y trajera un reavivamiento, si él lo hiciera y lo hará, yo sería el primero si el quisiera llevarme primero a la bancarrota,” dijo Hunt.

“Usted dice: ‘Hablar es fácil.’ No estamos solamente hablando. Esto es algo por lo que hemos orado una y otra vez y solo comenzamos a decir: ‘Dios, lo que sea que tome a lo largo de mi vida.’ Algunos de ustedes han orado por más tiempo de lo que yo lo he hecho. Algunos de ustedes han predicado más tiempo del que yo he sido cristiano,” dijo.

“Pero para que realmente signifique algo, lo que sea que tome para que Dios despierte de nuevo a esta nación al hecho de quién es él en el nombre de Jesús, oro que el lo haga. Esa es mi oración y quiera Dios hacerlo.”


Erin Roach es escritora del personal de Baptist Press.

Download Story