El domingo 18 de enero será el Día de la Santidad de la Vida Humana

ALPHARETTA, Ga. (BP)--El domingo dedicado a la "Santidad de la Vida Humana" se observará a través de la Convención Bautista del Sur el 18 de enero, marcando el 36º aniversario de la decisión de la Suprema Corte de los EE UU para legalizar el aborto a voluntad.

Mientras que el aniversario no es algo para celebrarse, el trabajo hecho por todo el país en 249 centros de ayuda a la mujer embarazada, afiliados a la Junta de Misiones Norteamericanas de la CBS, ha salvado la vida de más de 4,300 bebés que hubieran sido abortados en el 2008. Además, unas 3,100 mujeres aceptaron a Cristo el año pasado debido a que un miembro del personal del centro les compartió el evangelio.

Hasta el 1º de diciembre, más de 129,000 clientes en los EE UU han recibido consejería y servicios gratuitos en los centros para cuidado de mujeres embarazadas durante el 2008; los miembros del personal compartieron el evangelio con casi 36,000 mujeres jóvenes y niñas; y más de 1,000 voluntarios bautistas del sur fueron capacitados para presentar el evangelio en dichos centros.

Uno de esos centros es Pathway of Hope Pregnancy Resource Center en Greenville, Ky., donde Diana Anderson ha servido como directora ejecutiva desde el 2005. Aunque cuenta con la ayuda de 35 voluntarios, Anderson es la única miembro del personal contratada de tiempo completo.

Sólo porque Greenville es una población pequeña compuesta por 4,200 habitantes -- a unos minutos de Owensboro -- eso no disminuye la necesidad de la comunidad por un centro a favor de la vida, centrado en Cristo, que provea consejería acerca de los efectos devastadores del aborto.

"Hasta el 1º de diciembre, tuvimos 980 visitas de clientes en el centro durante el 2008," dijo Anderson. "Vienen de todo tipo de trasfondo. Durante el 2008, sólo hubo una cliente que sabemos eligió abortar. De hecho, desde que abrimos en el 2004, sólo tres clientas eligieron finalmente abortar a su hijo."

Aunque Pathway of Hope recibe la mayoría de su apoyo financiero de los bautistas del sur, es un centro ecuménico, también reciben fondos de las iglesias bautista misionera, metodista, católica y no denominacionales del Condao Muhlenberg.

"Tengo miedo, estoy embarazada y necesito ayuda," es la mentalidad típica de las clientas que se presentan en el centro, dijo Anderson. Algunas clientas son niñas de tan sólo 13 años.

"Nuestro centro, de hecho es una casa, tiene un ambiente muy cálido y hogareño. Está decorado como una casa," dijo Anderson. "Queremos que las jóvenes sepan que Pathway of Hope es un lugar seguro, un lugar donde pueden compartir los sentimientos de sus corazones, y luego queremos amarlas en Cristo. Queremos compartir a Cristo con la madre porque cuando la vida de la madre cambia, tiene consecuencias en la vida del bebé y en sus hogares y familia."

Hasta el 1º de diciembre, diez jovencitas han aceptado a Cristo después de la consejería en el centro. Ahí también tienen varios pastores locales y hombres cristianos disponibles y capacitados para aconsejar y animar a los jóvenes padres.

Ya que la economía se ha deteriorado en el trascurso del año pasado, Anderson dijo que la encrucijada que enfrenta la jovencita embaraza también ha empeorado, una tendencia que continuará en el 2009 mientras se profundizan la recesión y el desempleo.

"Tuvimos a una mujer embarazada que finalmente entró al centro después de haber vivido en su automóvil por cinco días completos," dijo Anderson. "Muchas se sienten sin esperanza y están buscando maneras de encontrarla, y nosotros les decimos que sólo viene a través de una relación con Jesucristo."

Anderson, misionera del cuerpo de servicio con la Junta de Misiones Norteamericanas, no sólo es responsable de Pathway of Hope, sino que también sirve como capacitadora de la JMN en otros centros de ayuda a la mujer embarazada en Kentucky, Virginia del Oeste y Virginia. Ella ayudó recientemente a abrir un centro en Huntington, Va. O. y abrirá otro en Monticello, Ky., en el 2009.

"Una de las herramientas más efectivas para combatir las clínicas para el aborto son los centros locales de ayuda a mujeres embarazadas en crisis," señaló Elaine Ham, consultora de recursos/iglesias y ministerios comunitarios de la JMN en Alpharetta, Ga.

"Desde 1973, más de 3,000 centros para mujeres embarazadas en crisis [de la CBS y de otros] se han abierto para proveer alternativas al aborto y satisfacer las necesidades físicas, espirituales y emocionales de mujeres y hombres cuyas vidas han sido tocadas por el aborto," dijo Ham.

La mayoría de las personas no se dan cuenta de que el número de abortos sigue siendo alarmantemente alto, dijo Ham. En los Estados Unidos, uno de cada cinco embarazos termina en el aborto. Bajo la ley actual, el aborto es legal durante los nueves meses del embarazo, dijo Ham.

Dentro de los EE UU, más de 45 millones de abortos legales ocurrieron desde 1973 hasta el 2005, según el Alan Guttmacher Institute, entidad a favor del aborto. Por lo menos la mitad de las mujeres estadounidenses menores de 45 años experimentarán un embarazo no planeado, y con las tasas actuales, cerca de un tercio terminarán en aborto.

"Sin que importen las razones, más del 95 por ciento de los abortos se realizan por conveniencia -- no debido a violación sexual, incesto o para proteger la vida de la madre," dijo Ham.

"¿Te puedes imaginar la diferencia que podríamos marcar en estas estadísticas del aborto si las iglesias bautistas del sur hicieran una prioridad el buscar maneras de ministrar a las mujeres que tienen un embarazo no planeado?" preguntó Ham. "Esa es nuestra prioridad este año el 18 de enero, el domingo de la Santidad de la Vida Humana."

Para obtener bosquejos de sermones gratuitos y un DVD para ser usado por las iglesias el próximo domingo de la Santidad de la Vida Humana, vaya a www.namb.net/pregnancy o llame al 1-800-962-0851. Para obtener más información acerca de la postura sobre el aborto de la Convención Bautista del Sur, visite www.erlc.com, la página en internet de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa.


Mickey Noah es un escritor de la Junta de Misiones Norteamericanas. Este artículo apareció por primera vez en SBC LIFE, la revista especializada del Comité Ejecutivo de la Convención Bautista del Sur.

Download Story