Las tarjetas de Navidad de una niña de 7 años impulsan las misiones

FRANKLIN, Tennessee (BP)--En ese tiempo del año en el que la mayoría de los niños están pensando en los regalos que van a recibir para Navidad, Rebecca Foster con tan solo 7 años se encuentra ocupada haciendo a mano tarjetas de Navidad con el propósito de levantar fondos para los misioneros que sirven en el extranjero.

Rebecca ha creado su propia línea de tarjetas de Navidad y por segundo año consecutivo está donando todas las ganancias a la Ofrenda de Navidad Lottie Moon, la cual sostiene a los misioneros internacionales bautistas del sur junto con el Programa Cooperativo. Lottie Moon pasó cerca de 40 años en China como misionera antes de su muerte en 1912.

"Dios me dio el don del arte. Quiero que la gente de todo el mundo sepa de Jesús," Rebecca, que se educa en su casa, escribió en un correo electrónico a familiares y a amigos explicándoles el programa de tarjetas de Navidad.

El año pasado, hizo $100 para las misiones y este año duplicó su meta a $200, la cual alcanzó en noviembre. Desde entonces ha incrementado la ganancia a casi $500 y tomó órdenes hasta el 20 de diciembre.

Rebecca ofrece sus tarjetas en paquetes de 10 y pide una donación mínima de $6 por paquete. Susan, su mamá, estima que la niña ha pasado entre 50 y 60 horas este año creando y armando las tarjetas. Sus padres pagan los materiales de manera que todo el dinero que se reciba vaya directamente a las misiones.

Con cerca de 800 tarjetas de Navidad terminadas hasta la fecha este año, el programa se ha vuelto un negocio familiar. Michael, el papá de Rebecca coordina la impresión, mientras que su hermano Nathan, de 5 años, y su mamá ayudan en lo que se necesite.

El proceso, que incluye tareas como pegar un botón en la punta del árbol de Navidad de las tarjetas y rociarle pintura, le ha enseñado a Rebecca a planear y a pensar paso a paso, dice Susan Foster. Rebecca además acompaña a su mamá al banco y firma los cheques para hacer los depósitos.

"Estamos muy orgullosos de ella y creemos que es maravilloso que especialmente en el tiempo de la Navidad ella esté pensando en otras personas además de en sí misma. Hacemos todo lo posible para apoyarla," le dijo Susan al periódico El Tennessean, el cual publicó un artículo acerca de las tarjetas de Navidad de Rebecca.

La habilidad artística de Rebecca ha sido reconocida en la ferial local, en la que cinco de sus seis ejemplares ganaron premios, incluyendo un primer lugar.

Su interés en las misiones vino de un esfuerzo intencional de sus padres de enseñarles a sus dos hijos acerca de los misioneros y a orar por ellos. Su trabajo está reforzado a través de la iglesia de la familia Foster, ClearView Baptist de Franklin, Tennessee, en la que Rebecca asiste a la clase "Kids on Mission" (Niños en una Misión) los domingos en la noche.

"Niños que sirven… llegan a ser adultos que sirven," dijo Susan. "La iglesia tiene una parte práctica."

Jennie Ross, encargado de los niños de ClearView, dijo que la meta de la iglesia es enseñarles a los niños a saber, crecer, servir y compartir. "Rebecca ha tomado esto en serio y ha puesto su fe en acción," dijo Ross.

La actividad para recoger fondos con las tarjetas de Navidad de Rebecca se originó por un video acerca de misiones que ella vio el año pasado en ClearView. Rebecca decidió hacer dibujos. Susan sugirió volverlos tarjetas de Navidad.

"Dios dice que les digamos a todas las naciones de él," dijo ella cuando le preguntaron sobre su interés en las misiones.

Después de saber que algunos misioneros en África pagan $12 al mes por el alquiler de una choza, Rebecca está especialmente interesada en ayudar a llenar sus necesidades físicas de manera que puedan continuar alcanzando a otros con el evangelio.

Las tarjetas de Rebecca han sido enviadas alrededor del mundo, incluyendo a misioneros en Rusia y Zimbabwe y tropas en Irak y Afganistán. Además de la ofrenda Lottie Moon, ella piensa en diferentes formas de ayudar a la próxima Ofrenda de Resurrección Annie Armstrong para las Misiones de Norte América.

Rebecca, su mamá y su hermano también hacen trabajo misionero localmente visitando un asilo de ancianos cada semana y trabajando en el centro de recolección para Niños en Navidad en el Hogar de Niños de los Bautistas de Tennessee.

"Tratamos de hacer trabajo misionero para que [Rebecca y Nathan] sepan que los misioneros no solamente van al África," dice Susan.

Las iglesias bautistas del sur recogen la Ofrenda de Navidad Lottie Moon para apoyar a los 5.000 misioneros de la Junta de Misiones Internacionales y su trabajo. La Semana de Oración por las Misiones Internacionales de este año, del 30 de noviembre al 7 de diciembre, se enfocó en los misioneros que sirven en Sudamérica además de las iglesias que participan con ellos usando el tema "VE DI la historia de Jesús." La meta nacional de la ofrenda es de $170 millones.


Don Beehler es escritor en Franklin, Tennessee. Para saber más del proyecto de Rebecca Foster a favor de la Ofrenda de Navidad Lottie Moon, escriba a Rebecca: Rebecca_art@bellsouth.net.