Obama firme en su apoyo a los 'derechos de los homosexuales'

Por Michael Foust, posted Friday, December 05, 2008 (5 years ago)

WASHINGTON, (BP)--Cualquier esperanza de que la próxima administración de Obama descartaría sus propuestas más controversiales acerca de los "derechos de los homosexuales" aparentemente se esfumó en días recientes, cuando el equipo del presidente electo lanzó en su portal de internet de transición una página dedicada a las causas homosexuales.

La página web Change.gov presume que una Casa Blanca donde esté Barack Obama traerá "apoyo a la comunidad LGBT" -- un acrónimo que significa "lesbiana, gay, bisexual y transgénero" -- y apoyará una serie de propuestas de ley defendidas ya por años por los grupos homosexuales pero a las cuales se oponía la actual administración de Bush. El sitio cita a Obama diciendo, "Aunque hemos avanzado bastante desde las peleas en Stonewall en 1969, todavía tenemos mucho trabajo por hacer."

Mat Staver, director de Liberty Counsel, una organización legal para la libertad religiosa, dijo a Baptist Press que él cree que las libertades religiosas podrían ser impactadas bajo el gobierno de Obama, especialmente si las propuestas que apoya se convierten en leyes.

"Yo lo consideraría la mayor amenaza a la libertad religiosa que jamás habíamos tenido [en la Casa Blanca] porque apoyará los intereses de los homosexuales," dijo Staver. "…Creo que las iglesias y los pastores se verán muy afectados negativamente por las políticas de Obama."

Específicamente, el sitio de internet dice que Obama está a favor de:

-- derogar la Ley de Defensa del Matrimonio, la cual fue convertida en ley bajo el Presidente Clinton en 1996 y da a los estados la opción de no reconocer las actas de "matrimonio gay" provenientes de otros estados. Esta ley también prohíbe que el gobierno federal reconozca los "matrimonios homosexuales" de cualquier otro estado.

-- otorgar uniones civiles a las parejas del mismo sexo. Tales uniones proveen los beneficios legales del matrimonio, con la excepción de ese título.

-- derogar la póliza militar 'No preguntes, no digas,' la cual evita que los homosexuales sirvan abiertamente. Fue adoptada a inicios de la administración presidencial de Clinton como un acuerdo intermedio entre ambas partes.

-- expandir las leyes de adopción para que los homosexuales también puedan adoptar niños. La página web dice que Obama cree que "un niño se beneficiará de tener un hogar amoroso y saludable, ya sea que los padres sean gays o no."

-- aprobar la Ley de Indiscriminación en el Empleo, una propuesta que los líderes religiosos temen sea aplicada a la fuerza sobre los cristianos dueños de negocios y organizaciones cristianas para que contraten personas que se opongan a sus creencias religiosas. Dicha ley trataría a la "orientación sexual" igual que a otras categorías protegidas federalmente, tales como raza, género, edad y religión. Nunca llegó al escritorio del Presidente Bush, aunque su administración indicó que la hubiera vetado.

-- expandir la ley de crímenes por odio para incluir "orientación sexual" e "identidad sexual" –dos términos que cubren a la homosexualidad y el transgénero.

"Mi mayor miedo es que sus intereses no sólo ayudarán a que los de los homosexuales avancen sino que restringirá la libertad de expresión y la libertad religiosa," dijo Staver.

Entre las preocupaciones principales entre los conservadores sociales está el deseo de Obama por derogar la Ley de Defensa del Matrimonio. La propuesta fue aprobada en 1996 con un amplio apoyo de ambos partidos cuando la Suprema Corte de Hawai estuvo a punto de legalizar el "matrimonio de homosexuales." Quienes apoyan dicha ley dicen que la propuesta pudiera permitir que los estados aprueben leyes definiendo al matrimonio como la unión de un hombre con una mujer—protegiendo así a aquellos estados de ser forzados a reconocer los "matrimonio de homosexuales" hechos de Hawai. Desde entonces, casi 40 estados han aprobado tales leyes, incluyendo a 30 que han adoptado enmiendas constitucionales al matrimonio. En ese grupo se incluye a Hawai, el cual aprobó una enmienda constitucional aclarando que la legislatura -- y no la corte -- tiene la autoridad por encima de las leyes matrimoniales estatales.

"Si se deroga la LDM, entonces desencadenas una avalancha de matrimonios de parejas del mismo sexo por los 50 estados," dijo Staver. "Es la presa que detiene el derramamiento de matrimonios de parejas del mismo sexo fuera de Massachusetts y hacia otros estados. Si quitas la LDM -- sin respetar las enmiendas constitucionales aprobadas en 30 estados -- entonces la Constitución federal forzará a los estados a reconocer los matrimonios de parejas del mismo sexo realizados en otros estados."

Algo raro, es que Obama ha dicho que favorece la derogación de la LDM porque quiere que los estados tengan autoridad sobre sus propias leyes matrimoniales –un argumento al que Stiver llama "deshonesto."

"Públicamente estuvo en contra en los intentos de Florida y California por enmendar las constituciones de sus estados," dijo Staver, en referencia a las dos enmiendas matrimoniales aprobadas el Día de la Elección Presidencial. "No es un representante de los derechos estatales en cuanto al matrimonio de homosexuales."

La Ley de Indiscriminación en el Empleo fue aprobada en el 2007 en la Cámara pero nunca llegó al Senado. La propuesta sí incluía una excepción religiosa, pero sus oponentes dicen que no era lo suficientemente amplia.

"La excepción religiosa no exenta a todas las organizaciones educativas afiliadas a una religión," dijo Staver. "Pudiera -- bajo la propuesta actual -- proteger a Liberty University ya que está asociada con una iglesia, pero no a Wheaton College, ya que no está asociada con una iglesia específica. Así que, las escuelas basadas en la religión serán el blanco, a menos que estén afiliadas específicamente y operen en asociación con una iglesia."

Pero una excepción religiosa no debería ser suficiente para ganar el apoyo de los conservadores, sin importar de qué manera fue redactada, aclaró.

"Una vez que tengas una excepción religiosa -- sin que importe qué tan amplia o angosta sea -- sólo se necesita un acto del Congreso para removerla o una corte para encontrar que es un establecimiento de la religión porque da preferencia a la religión por encima de la ausencia de ella," dijo.

Los conservadores sociales y las organizaciones religiosas, dijo Staver, pudieran aprender mucho si estudiaran el caso de Bob Jones University, la cual perdió su estatus de excepción de impuestos durante la década de 1970 ya que prohibió los noviazgos y matrimonios entre personas de diferentes razas -- una revocación sostenida por la Suprema Corte de EE UU. Aunque la universidad revisó su política en el 2000 -- un cambio que recibió las felicitaciones de los líderes cristianos y conservadores -- Staver dijo que en el futuro este caso pudiera ser utilizado en en contra de las iglesias y de las organizaciones religiosas, visto como una discriminación con base en "orientación sexual," particularmente si "orientación sexual" se coloca junto a la raza como una categoría protegida por la ley federal.

"Lo que hemos visto recientemente con la violencia de los activistas homosexuales y sus intentos para intimidar a los cristianos a que guarden silencio después de la aprobación de la Propuesta 8 deberían ser una llamada de alerta para los cristianos," dijo Staver. "Eso es lo que vendrá si no estamos firmes y resistimos ahora ante estas políticas homosexuales."


Michael Foust es el editor asistente de Baptist Press. Puede leer el plan de Obama para la comunidad homosexual yendo a www.change.gov/agenda/civil_rights_agenda.

Download Story