Oración ayudó a beisbolista a llegar a las olimpiadas

Por Tim Ellsworth, posted Friday, August 15, 2008 (6 years ago)

BEIJING (BP)--Con toda seguridad, Matt LaPorta tendrá una prominente carrera como beisbolista profesional.

LaPorta, jardinero izquierdo de los Akron Aeros, afiliados Doble-A de los Indios de Cleveland, llegó a la franquicia de la negociación que envió al ganador Cy Young C.C. Sabathia, a los Milwaukee Brewers a principios de julio.

Los equipos generalmente no renuncian a lanzadores como Sabathia por prospectos de segunda clase. Los Indios esperan grandes cosas de LaPorta, quien anteriormente a la negociación había bateado 20 jonrones para Huntsville hasta llevar a la Southern League a esa categoría.

Sin embargo, no importa lo que el futuro traiga para LaPorta en las grandes ligas, él le dirá a usted que representar a su país en los Juegos Olímpicos es una "enorme oportunidad."

"Estoy muy agradecido. Mi prometida y yo hemos estado orando mucho por esto. Dios definitivamente respondió nuestras oraciones y me ha dado la oportunidad de jugar en el equipo olímpico," dijo LaPorta.

"Va a estar en el pináculo de mi carrera," continuó. "Esta es una oportunidad única en la vida."

LaPorta, oriundo de Port Charlotte, Florida, fue criado como católico pero finalmente dejó de ir a la iglesia por completo. Durante los años en la secundaria, un amigo se comprometió a cambiar eso. El amigo se mantuvo insistiéndole a LaPorta para que fuera a la iglesia con él hasta que LaPorta finalmente se rindió.

Comenzó a asistir a una iglesia sin denominación con su amigo y le entregó su vida a Cristo en noviembre de 1999.

"Desde entonces, mi vida definitivamente ha cambiado," dijo LaPorta.

Sus habilidades en el béisbol lo llevaron a la Universidad de Florida, donde se estableció como una estrella de buena fe durante su temporada como estudiante de segundo año, allí bateó .328 con 26 jonrones y 79 RBIs.

Su penúltimo año universitario, sin embargo, fue decepcionante. Su puntaje bajó a .259 y su poder declinó también. Sin embargo, los Medias Rojas de Boston lo seleccionaron en la 14ª vuelta del reclutamiento amateur, y LaPorta tuvo que tomar una decisión: aceptar o quedarse para su último año.

Muchos de sus amigos lo animaron a dejar la escuela y tomar el dinero que se le ofrecía. Pero LaPorta puso el asunto en oración y obtuvo la respuesta del Señor.

"Sentí como si me dejara permanecer en la universidad para hacer mi último año," dijo LaPorta. "Cuando todos pensaban que era una decisión loca, yo sabía que el Señor me cumpliría. No estaba preocupado por nada."

En su última temporada, LaPorta rebotó de una gran forma. Bateó .402 esa séptima temporada y los Brewers lo seleccionaron en la primera ronda de la escogencia de ese año, la séptima escogencia de todas.

A medida que LaPorta afilaba sus destrezas en béisbol, también crecía en su caminar con el Señor. A menudo se le reconoce como un cristiano extrovertido que está dispuesto a hablar acerca de sus creencias.

"Salgo cada día, y salgo para divertirme," dijo LaPorta. "Si lo hago bien o mal, ese no es el punto. Ese no es el punto en la vida para mí.

"El punto en la vida para mí es comunicar el Evangelio y llevar a más gente al reino de Jesús.

"Algunas veces es difícil," dijo LaPorta, "pero hay que darse cuenta que hubo un hombre que murió por mis pecado y ahora es mi Dios y mi Rey."


Tim Ellsworth, director de noticias y medios de comunicación de Union University, está cubriendo los Juegos Olímpicos Beijing 2008 para Baptist Press.

Download Story