Permisiva actitud sobre el sexo, pone en riesgo de una epidemia de ETS a las jovencitas

NASHVILLE, Tenn. (BP)--Las jovencitas, en particular, corren más riesgos ante las actitudes permisivas sobre el sexo que la cultura estadounidense ha propagado por décadas, llevando así a una epidemia de enfermedades de transmisión sexual, dijo a Baptist Press un médico bautista del sur.

Don Buckey, un médico familiar que radica en Pensacola, Florida, expresó que un estudio dado a conocer el 11 de marzo por el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades "confirma las trágicas historias que nosotros escuchamos a diario en el área de cuidados médicos primarios."

El estudio descubrió que a nivel nacional por lo menos una de cada cuatro jóvenes de entre 14 y 19 años está infectada con alguna enfermedad de transmisión sexual, alcanzando los 3.2 millones de jovencitas.

Richard Ross, cofundador del movimiento True Love Waits, señaló que las iglesias "están siendo perezosas" en la proclamación de la abstinencia como el único método efectivo en la prevención del contagio de las ETS, los embarazos de adolescentes y una gran cantidad de retos que emanan de comenzar a tener relaciones sexuales antes de tiempo.

"La actividad sexual entre los adolescentes aumentó por 20 años consecutivos, desde 1973 hasta 1993," dijo Ross a Baptist Press. "[El ministerio] True Love Waits comenzó en 1993. Desde entonces, la actividad sexual entre adolescentes ha disminuido durante 14 años continuos. Pero en 2008, ha habido un leve aumento. Si la iglesia deja de vigilarlo, regresaremos a nuestro punto de partida."

Como evidencia de que algunas iglesias están siendo perezosas en sus esfuerzos por poner un freno al sexo entre adolescentes, Ross indicó que ha hablado con varios pastores que le han dicho sus iglesias sólo presentan el reto a la abstinencia de True Love Waits cada tres o cuatro años.

"Necesitamos una alerta roja para sacar de su autocomplacencia a los pastores y ministros de jóvenes," afirmó Ross, un profesor de ministerio estudiantil en Southwestern Baptist Theological Seminary en Fort Worth, Texas. "Creen que las estadísticas van a continuar bajando por sí solas, y el año 2008 prueba que no es así."

Daniel Heimbach, un profesor de ética cristiana en Southeastern Baptist Theological Seminary en Wake Forest, Carolina del Norte, dijo que su principal preocupación con las estadísticas del CCPE sobre la tasa de ETS es "la indicación de la falta de sentido de responsabilidad personal y el abaratamiento del sexo y de las relaciones, y la implicación que ello tiene no sólo para los individuos sino también para la cultura en general."

Heimbach, al igual que Buckley y Ross, dijo que la solución ante las alarmantes estadísticas es un aumento en el énfasis en la abstinencia entre los jóvenes de la nación.

"Muestra la erosión de los fundamentos morales de nuestra sociedad y cultura, la cual, por la gracia de Dios, está protegida por los estándares sexuales que Dios da en términos de guardar las relaciones sexuales hasta el matrimonio," Heimbach, autor de "True Sexual Morality: Recovering Biblical Standards for a Culture in Crisis," dijo acerca del estudio.

"Obviamente esto es un indicador del enorme número de personas –en este caso jovencitas, pero obviamente también se necesitan a los jovencitos- que están involucrados en la actividad sexual en maneras muy inmorales y sin protección; desprotegidos moralmente y en su salud," comentó Heimbach. "Es un desastre en ciernes, y la única respuesta es respetar y sostener los estándares de Dios y ser amables con los otros en el proceso, pero también decir 'Estás en el camino que lleva a la destrucción.'"

Ross dijo que uno de los medios más efectivos para que las iglesias dirijan sus esfuerzos por salvar a los jóvenes de las dañinas consecuencias del sexo prematrimonial es el presentarles el mensaje de la abstinencia a través de un énfasis como el de la ceremonia de dedicación de True Love Waits. Tales servicios, explicó, necesitan tenerse cada año si es que se quiere alcanzar a tantos jóvenes como sea posible.

"Quizás los líderes de las iglesias temen tener una ceremonia anual de compromiso porque no quieren pedirle a un estudiante que firme seis tarjetas mientras sea joven [participando en el departamento de estudiantes]," dijo Ross, refiriéndose a las tarjetas de compromiso que los estudiantes firman prometiendo abstenerse de relaciones sexuales hasta el matrimonio. "No entendieron el objetivo. Nunca le pedimos a los adolescentes hacer múltiples promesas.

"De hecho, los estudiantes cristianos se ofenden cuando se les pide que hagan la promesa de nuevo," dijo Ross. "En su cabeza, la promesa original fue la promesa que hicieron a Dios y esa promesa seguirá en pie hasta el día de su boda y aún después."

La invitación anual para participar en la ceremonia de True Love Waits, dijo Ross, debe tenerse con los estudiantes de nivel medio que recientemente se integraron al departamento de ministerio estudiantil, con todos los estudiantes que han entregado su vida a Cristo durante el año pasado, y con los estudiantes que se han hecho miembros de la iglesia y no tienen un trasfondo que incluye el movimiento de la abstinencia.

"Los estudiantes que han hecho promesas en años pasados participan en enseñanzas bíblicas sobre la pureza y asisten a la ceremonia como señal de apoyo a quienes lo hacen por primera vez, pero nadie les pone otra tarjeta [de promesa] en la mano," comentó Ross.

Debe corregirse la idea de que es suficiente el promover la abstinencia a través de una ceremonia de compromiso cada cierto número de años, señaló el profesor.

"Muy pocas iglesias enfatizan las misiones internacionales sólo unas cuantas veces al año. Muy pocas deciden ofrecer la Escuelita Bíblica de Vacaciones sólo cada ciertos años. Las iglesias ponen atención a tales iniciativas porque tienen importancia para el Reino," señaló Ross ante BP. "Esas iniciativas son importantes en la vida de las personas de la misma manera que lo es un estilo de vida de pureza.

"Si somos vigilantes, las estadísticas continuarán mejorando," añadió. "Si no lo hacemos, todas las tragedias que trae el sexo en los adolescentes cada vez más formarán parte de nuestras familias, iglesias y nación."

Buckley, desde la perspectiva médica, dijo que la abstinencia necesita ser el mayor mensaje para los jóvenes, especialmente porque los cuerpos de las jóvenes adolescentes son particularmente susceptibles a las ETS dados los factores que acompañan su desarrollo físico.

"No hay una práctica de sexo seguro al ciento por ciento fuera de una relación marital monógama," comentó Buckley. "En este mundo en pecado hay un lugar para las cosas como las vacunas contra el virus del papiloma humano, pero ese no es nuestro mensaje principal. Nuestra meta es la pureza sexual y la abstinencia antes del matrimonio."

Acerca de las implicaciones físicas para las jovencitas que están siendo infectadas con ETS, Buckley dijo que una infección de clamidia provoca que una mujer tenga 25 por ciento más probabilidades de infertilidad.

"Cerca del 30 por ciento de la infertilidad se debe a la cicatrización de las trompas de Falopio, y cerca de la mitad de esos casos se deben a la clamidia," dijo Buckley. "A menudo la clamidia es una silenciosa enfermedad transmitida sexualmente. Quizás a veces ni la reconozcas como una infección."

Buckley también dijo que es un mito decir que los condones son un método de prevención efectivo en contra de ciertas ETS.

"Es un tanto ridículo pensar que los condones son la solución siendo que la tasa de fracaso de los condones como método para prevenir el embarazo es del 25 por ciento. No son la solución." El estándar, reiteró Buckley, es la abstinencia -- "la pureza sexual antes del matrimonio y el mantener una relación matrimonial monógama."


Erin Roach es una de las escritoras de Baptist Press. Para obtener más información sobre True Love Waits, un ministerio de LifeWay Christian Resources de la Convención Bautista del Sur, visite su portal de internet en www.lifeway.com/tlw.

Download Story