EDITORIAL: Salgamos de la Barca!

Por Gustavo Suárez, posted Friday, November 16, 2007 (12 years ago)

KANSAS CITY, Mo. (BP)--Recientemente he estado comparando los rápidos cambios en la cultura en Norte América y la rutina diaria, a veces estática, de nuestras iglesias. Me pregunto, ¿está la iglesia preparada para enfrentar estos cambios? En medio de la incertidumbre veo también a un Dios eterno que ama a Su iglesia.

En Mateo 14, Jesús había alimentado a la multitud. Aun cansado se retiro a orar habiendo mandado a los discípulos al otro lado del lago. Era ya de madrugada, naturalmente oscuro y en medio de una tempestad. En la madrugada, Jesús fue a ellos "caminando sobre el mar." Los discípulos turbados exclamaron "¡un fantasma!

La respuesta de Jesús fue "Yo Soy." Entre los discípulos, Pedro fue el único que se atrevió a decirle, "Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas." Y, cuando Jesús le dijo, "ven" Pedro comenzó a caminar sobre las aguas. Todo estuvo bien hasta que puso la mirada en el fuerte viento y dejo de poner sus ojos en Cristo.

Este pasaje nos presenta varios principios:

-- Primero, si la iglesia ha de tener un impacto en la cultura presente tenemos que salir de la barca. No podemos impactar a un mundo perdido cementados a nuestra comodidad.

-- Segundo, "Yo Soy" es el que está en el trono. Ese es el mismo que en medio de la muerte de Lázaro dijo, "Yo soy la resurrección y la vida…" (Juan 11:25). El mismo que dijo, "Yo soy el pan de vida (Juan 6:35, 48). El mismo que dijo, "Yo soy la luz del mundo" (Juan 8:12; 9:5). El mismo que dijo, "Yo soy el buen pastor" (Juan 10:11). El mismo que dijo, "Yo soy el camino, la verdad y la vida" (Juan 14:6).

-- Tercero, la iglesia debe de mantener los ojos en Cristo y no en las circunstancias insignificantes. Cuarto, no temas en medio de la oscuridad pues Cristo es la luz del mundo. Reconoce esa promesa y hazla parte de tu vida.

-- Quinto, cuando te encuentres en medio de una tormenta espiritual no corras a la barca. Continúa caminando sobre las aguas pero asegúrate que tus ojos están en Cristo.

Finalmente amigo, no te rindas aun en momentos difíciles. Cristo ha prometido que "nunca nos abandonará." ¡A Dios sea la gloria!


Gustavo Suárez es profesor de iniciación de iglesias y director del centro Nehemías para Iniciación de Iglesias en Norte América en el Seminario Bautista Teológic de Midwestern.

Download Story