Un estudio concluye que los europeos de origen latino sufren más de depresión

NASHVILLE, Tenn. (BP)--Un esteriotipo de que las personas europeas de origen latino –- españoles, italianos y franceses -- son más relajados que quienes viven en países germánicos se ha desmitificado con los resultados de un estudio publicado en la edición de noviembre de este año del British Journal of Psychiatry.

El proyecto SHARE estudió a más de 22,000 europeos de 50 o más años de edad, ambos géneros, y diversos niveles educativos y sociales y encontró que los residentes en los países latinos tenían una tendencia más significativa a la depresión que quienes viven en Suecia, Dinamarca, Alemania, Austria, Suiza, Holanda y Grecia. Las mujeres fueron quienes experimentaron más la depresión.

El proyecto, financiado por la Unión Europea, conduce sondeos regulares sobre asuntos económicos y de salud, según el diario español El País. Este estudio empleó la escala EURO-D, un cuestionario de 12 preguntas que mide la depresión. La investigación se enfocó en síntomas de "sufrimiento afectivo" tales como la tristeza, la culpabilidad o los impulsos suicidas y la "motivación" tal como el pesimismo, la pérdida del interés y la falta de gozo.

Los índices de sufrimiento afectivo eran mayores en las mujeres, mientras que las personas más ancianas y aquellos con problemas de fluidez verbal obtuvieron resultados mayores en los síntomas relacionados con la motivación. Los síntomas de la depresión fueron mayores en Francia, España e Italia, donde la presencia de la depresión fue casi del doble que en otras regiones.

El estudio tomó en cuenta el hecho de que la población de estos países tiene menos educación, pero los investigadores todavía piensan que los niveles educativos pudieran ser la clave para una posible explicación.

Martin Prince del Institute of Psychiatry del King's College de Londres, quien coordinó el estudio, dijo que los factores económicos pudieran también afectar el papel de la incidencia de la depresión.

Los recursos financieros de las personas mayores y su nivel de independencia deben ser considerados como un factor, dijo Prince. Si la gente mayor en España o Francia tiene menos educación y, por lo tanto, menos posibilidades de encontrar un buen empleo o de ahorrar dinero, será mayor su dependencia económica de la familia o amigos.

En países como España se ha experimentado desde hace poco una mayor prosperidad y muchas personas mayores dependen de sus hijos o no tienen hijos, añadió Prince. Eso significa que una minoría significante tiene poca seguridad financiera, lo cual se puede convertir en angustia, preocupación y ansiedad.

La desintegración de la antes fuerte estructura familiar podría ser otro factor común entre los tres países latinos. Tradicionalmente, la familia ha jugado un papel importante de apoyo social en los países del sur de Europa, dijo Prince. Mientras más personas no tengan hijos o sus hijos se muden a otros lugares, y vaya en aumento la tasa de divorcio, las personas son más vulnerables a la depresión.

Los autores del estudio especularon que la herencia cultural compartida entre los países latinos puede contribuir a mayores niveles de depresión. Las diferencias entre las políticas sociales y económicas de los países –seguridad de ingresos, protección social y equidad de ingresos- también pueden haber contribuido.

"Es asombrosa la extensión de la diferencia entre los resultados en la salud mental de los países," dijo Prince. "Necesitamos trabajo más en los siguientes niveles del proyecto para replicar estos resultados y entender mejor las razones debajo de estas diferencias. Ciertamente debe ser un asunto que debe preocupar a quienes legislan esas regiones."


Mark Kelly es un escritor independiente residente en Gallatin, Tenn.

Download Story