SE BUSCA: Hogar cristiano para hospedar a un estudiante internacional o hijo de misioneros durante la Navidad

BIRMINGHAM, Ala. (BP)--¿Sabe lo que es estar en un país nuevo o quizá (en el caso de hijos de misioneros internacionales) en el país “suyo” pero desconocido, mientras todo el mundo parece tener familiares con quienes pasar la Navidad? ¿Sabe que los estudiantes internacionales pueden regresar algún día a su país, sin haber visitado nunca un hogar cristiano?

Este año, ¿por qué no invitar a uno o más de estos jóvenes para celebrar con su familia? Ambos, huéspedes e invitados, se beneficiarán.

Y después de la Navidad, puede continuar la amistad. Considere esta petición de un misionero:

“Para los hijos de misioneros les es difícil ajustarse de nuevo a los EE.UU. Ya no son parte de la familia inmediata debido a la distancia y la separación. Las iglesias podrían hacer mucho para ayudar en esta área. ¿Cómo?

“Las iglesias, las clases de Escuela Dominical, la UFM o individuos podrían adoptar a un hijo de misioneros. Llámele regularmente, envíele paquetes de comida, visítele o invítele a la casa para comer.

“Llevamos a la hija mayor a la universidad y nunca tuvimos parte de su vida universitaria hasta después que se graduó. Pasó sola el ‘fin de semana para padres’ y aun los días feriados.

“Nuestros dos hijos mayores ya se graduaron, y el menor se gradúa en diciembre. Siempre deseábamos que alguien sinceramente cuidara de ellos, pero nunca ocurrió. Para los misioneros esto es una carga grande con la cual las iglesias podrían ayudar.”


Tomado con permiso de Nuestra Tarea (diciembre de 2001), revista de misiones y ministerios de WMU.

Download Story